El NY Times señala con el dedo de la deflación a España

21 de abril de 2009 (11:56 CET)

Aumenta el temor en Europa ante los recientes datos de inflación negativa registrados en España, según señala en su edición de este martes The New York Times. El rotativo pone sobre la mesa algunas de las principales debilidades estructurales de la economía española para pintar un cuadro muy poco halagüeño y que una situación de deflación solo haría que empeorar.

The New York Times señala así que España fue en el último mes “el único país de la zona euro en registrar una tasa de inflación negativa”. Pese a que la caída ha sido de un exiguo 0,1% y se ha debido principalmente a los descensos de productos volátiles como los alimentarios, The New York Times pone de relieve que “incluso los precios de sectores tradicionalmente estables como el farmacéutico cayeron un 0,7% y hubieron leves caídas en calzado, ropa y electrodomésticos”.

“La deflación puede ocasionar una crisis difícil de revertir”, apunta el diario neoyorkino, “Dado que el desempleo aumenta bruscamente y los consumidores recortan el gasto, las compañías bajan los precios. Pero si las ventas no repuntan, los beneficios pueden descender aún más y forzar a nuevos recortes en empleos o salarios”.

Problemas estructurales de la economía española, como la elevada tasa de desempleo, son otro problema añadido que podría verse acrecentado en caso de entrar en una hipotética situación de deflación. El elevado paro juvenil, del 31,8%, “es el más elevado entre los 27 países de la Unión Europea”, recuerda el rotativo neoyorkino, que califica la actual tasa de paro del 15,5% como “dolorosa”. En esta línea, The New York Times tilda de “preocupante para un país industrializado” la perspectiva real de alcanzar pronto el 20% de desempleo.

¿Existe entonces un peligro real de deflación en la economía española? Diferentes analistas y economistas consultados por Economia Digital restaron gravedad a la situación, como es el caso de Xavier Segura, Joaquín Trigos o Gonzalo Bernardos, mientras que otros como Marc Vidal o Marc Garrigasait sí consideraron más que probable la entrada en un periodo de deflación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad