El paro americano castiga las bolsas

stop

La tasa de desocupación llega al 9,8%

02 de octubre de 2009 (18:20 CET)

Ni los datos del FMI afirmando que la recesión global termina, ni las cifras adelantadas de los principales institutos de análisis mundiales han podido evitar que al conocerse las estadísticas del paro en Estados Unidos se produjese un cierto terremoto, especialmente bursátil.

La economía de los Estados Unidos destruyó en septiembre más puestos de trabajo de lo que estimaban los economistas. Según el informe hecho público por la Secretaria de Trabajo durante el mes pasado se perdieron 263.000 empleos, lo que hizo que la tasa de paro llegase a una cifra inusitada para la realidad americana: el 9,8%, el nivel más alto desde la pasada crisis de 1983.

Se para la recuperación

La tendencia a la baja del paro que se registró en agosto en el capítulo de destrucción de empleo se ha detenido en septiembre, algo que no hace más que dar la razón a quienes esperan que la recuperación sea lenta y desequilibrada.

La tasa de paro en los Estados Unidos ha pasado pues del 9,7% al 9,8%, es decir, el doble de cuando empezó la recesión en diciembre de 2007. Desde entonces se han perdido 7,2 millones de empleos. Si se cuenta a las personas que trabajan a tiempo parcial porque no tienen otra posibilidad o quienes han dejado de buscar activamente, una lectura que se clasifica como U6, el desempleo alcanza el 17%. Y eso que la tasa de población activa ha descendido 3,9 puntos porcentuales desde esa fecha es lo que la deja en el 17%.

Desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007, el número de desempleados ha aumentado en 7,6 millones, hasta los 15,1 millones de parados, y la tasa de desempleo se ha duplicado.

Según el Departamento de Trabajo, la pérdida mensual de empleos alcanzó una media de 307.000 despidos, frente a la destrucción media de 645.000 puestos de trabajo al mes registrada entre noviembre de 2008 y abril de 2009.

Por otro lado, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha calificado el dato como una "dura noticia", pero ha afirmado que su Gobierno está haciendo "lo correcto" para reactivar la economía del país.
Los indicadores de la bolsa neoyorquina sucumbieron a la presión del mal dato de empleo de septiembre. La preocupante realidad del mercado laboral hace mella en la moral inversora y anticipa una sesión difícil para Wall Street.

En los primeros minutos el Dow Jones de industriales se anotaba un 0,75%, hasta 9.438 puntos, mientras que el selectivo Standard & Poor's 500 cae un 0,82%, hasta 1.021 puntos. El mercado estadounidense Nasdaq Composite recortaba un 0,66%, hasta 2.044 puntos.

Mercados e inversores llevaban dos días preparándose para lo peor y finalmente sus peores presagios se han visto superados. Ya lo anticiparon los datos de empleo en el sector privado y las peticiones semanales de subsidio por desempleo.

El dato del paro americano y sus traslación bursátil, ha tenido un efecto fulminante en la bolsa española, que cerró con un descenso de, 1,66%, hasta los 11.326 puntos, con sólo tres valores que se libraron del color rojo: FCC, Indra y OHL.

En el resto de Europa el Footsie cerró cediendo un 1,2%; El Dax alemán, perdió también un 1,6% y el CAC Francés, cedía también un 1,9%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad