El paro será un problema hasta el 2016

stop

15 de febrero de 2010 (19:24 CET)

A pesar de que la economía española vuelva a crecer, no será capaz de absorber a todos los parados como mínimo hasta el año 2016. Esta es una de las conclusiones del informe semestral sobre la economía española realizado por Caixa Catalunya.

La recuperación de los dos millones de puestos de trabajo que el país ha perdido desde 2007 "tardará seis o siete años", pese a los "brotes verdes" que marcarán la evolución de la economía española en 2010, según el responsable del estudio, el catedrático de economía aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep Oliver.

El estudio de la entidad bancaria prevé que la tasa de paro aumente siete décimas hasta el 18,7 por ciento de la fuerza laboral, si bien la destrucción de puestos de trabajo concluiría en la parte final de 2010.

Ante esto, Oliver ha señalado que España "tiene capacidad" para crear el empleo perdido en siete años, pero ha destacado que serán "necesarias" políticas de formación para evitar la creación de "paro estructural, que haya gente no ocupable".

Caixa Catalunya prevé que, tras la caída del 3,6% del producto interior bruto en 2009, acabe 2010 con un descenso del -0,5%, e incluso "con un pequeño crecimiento a final de año".

Oliver ha asegurado que, según estos datos, la recuperación de la economía española podría comenzar en el tercer trimestre de 2010, "aunque el Instituto Nacional de Estadística (INE) lo avanza hasta el segundo e incluso el primer trimestre".

Esta evolución responderá "a la finalización del ajuste de la economía a un nuevo escenario de menor producto y empleo potencial", a la "mejoría gradual en las economías del entorno europeo" y al efecto "compensatorio" de las medidas de estímulo monetario y fiscal adoptadas el año pasado.

Sin embargo, el catedrático ha alertado de que "la recuperación es fuerte, pero los riesgos elevados" y que "lo importante" es calcular "cuál es la solidez de ese proceso de mejora", ya que "lo peor de la crisis ya pasó en el primer trimestre de 2009".

En ese futuro, el experto en economía ha previsto que "habrá que ajustar costes de todo tipo, porque España ha perdido competitividad", y será necesario "bajar los salarios o aumentar la productividad, entre otras cosas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad