El PIB español caerá un 3,7% y el paro llegará al 20,5%

stop

La salida de la crisis se retrasará

03 de noviembre de 2009 (11:41 CET)

La economía española se contraerá un 3,7% este año y experimentará una caída adicional del 0,8% en 2010, seguida de una "moderada recuperación" del 1% en 2011, año en el que el paro alcanzará el 20,5% de la población activa, según las previsiones económicas publicadas hoy por la Comisión Europea

La crisis en España será más prolongada que en el resto de Estados miembros debido a la lentitud del ajuste en la construcción. Mientras que la UE y la eurozona --así como Francia, Alemania e Italia-- ya han salido de la recesión, en España la vuelta al crecimiento positivo se retrasará un año, hasta el tercer trimestre de 2010. Sólo Letonia, Lituania y Bulgaria tardarán tanto como España en recuperarse.

   La contracción de la actividad económica provocará que el paro en España siga aumentando hasta situarse en el 17,9% de la población activa este año, el 20% en 2010 y el 20,5% en 2011, la tasa más alta de toda la UE que además duplica la media comunitaria.

El déficit público se disparará hasta el 11,2% del PIB este año y se mantendrá en torno al 10% en 2010 debido a la caída de los ingresos fiscales, al aumento de las prestaciones por desempleo y a las medidas anticrisis, mientras que la deuda aumentará del 39,7% en 2008 hasta el 74% en 2011. "Hay un riesgo de que se debilite la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas", resaltó el Ejecutivo comunitario.

   La Comisión alertó además de que existen riesgos a la baja para estas previsiones. En particular, Bruselas destacó que "algunas de las recientes medidas fiscales anunciadas en la ley de presupuestos de 2010, como la eliminación de devoluciones fiscales (en referencia a los 400 euros) y los incrementos del IVA, pueden tener también un impacto negativo en el consumo privado". Además, "un incremento en los impagos de hipotecas podría poner en riesgo la corrección de las balanzas de los bancos muy expuestos al sector de la construcción, lo que podría tener un impacto negativo en la economía real".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad