El plan de recuperación irlandés prevé despedir a 25.000 funcionarios

stop

La subida de de tasas incrementará la recaudación en 5.000 millones

Brian Cowen, primer ministro irlandés y Brian Lenihan, ministro de economía de Irlanda

24 de noviembre de 2010 (17:45 CET)

El Gobierno irlandés ha concretado sus planes para recortar en 15.000 millones adicionales durante los cuatro próximos años el desequilibrio de las cuentas públicas del país, de los que 10.000 millones corresponderán a una reducción del gasto público y los otros 5.000 millones a la mayor recaudación por impuestos.

El programa de ajustes, bautizado como 'Plan de Recuperación Nacional' y presentado por el primer ministro irlandés, Brian Cowen, y los ministros de Economía, Brian Lenihan, y Medio Ambiente, John Gormley, advierte de que en 2010 el déficit público ascenderá a 18.500 millones de euros y calcula que unos 6.000 millones del ajuste presupuestario previsto serán asumidos en 2011, cuando el déficit bajaría hasta el 9,1% del PIB.

Asimismo, el Ejecutivo irlandés asume en las previsiones contenidas en este plan cuatrienal un crecimiento medio del PIB irlandés del 2,75% entre 2011 y 2014, lo que permitirá crear unos 90.000 puestos de trabajo netos entre 2012 y 2014 y reducirá la tasa de paro por debajo del 10% al finalizar el horizonte previsto en el programa de reformas, frente al 13,5% actual.

Entre las principales medidas contempladas en el plan de ajuste, el Gobierno irlandés plantea una reducción del 12% del salario mínimo, que pasaría a 7,5 euros por hora, lo que, en opinión del Ejecutivo, permitirá estimular la creación de empleo y el acceso de los jóvenes al mercado laboral.


Despido de funcionarios


El programa que prevee la reducción del gasto corriente en 7.000 millones y otros 3.000 millones mediante el recorte de gastos de capital, pretende ahorrar unos 2.800 millones de euros mediante el recorte del gasto con fines sociales, así como recaudar 1.900 millones más a través de subidas de impuestos.

Así, el Gobierno plantea el despido de 24.750 funcionarios, lo que permitirá un ahorro de 1.200 millones en 2014 y devolverá a la Administración a sus niveles de 2005.

Por otro lado, el programa contempla la introducción de una tasa que grave el agua corriente en las viviendas a partir de 2014, así como un encarecimiento de las tasas universitarias y una reducción de las becas.

En concreto, el Gobierno irlandés precisó que aplicará una subida gradual del IVA, que pasará en 2012 al 22%, desde el 21%, para subir en 2014 hasta el 23%, lo que permitirá una recaudación extra de 620 millones de euros.

Asimismo, el Ejecutivo irlandés se plantea una reforma de la fiscalidad de las plusvalías de capital que podría permitir una recaudación adicional de 145 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad