El por qué los bancos españoles dan beneficios y los internacionales pérdidas

26 de julio de 2009 (12:46 CET)

Mucha gente me pregunta por qué los bancos declaran fuertes beneficios si todo el mundo dice que están muy mal. Espero que pueda ayudaros a comprenderlo.

En el gráfico se ve en primer lugar la acertada política practicada por el regulador bancario, el Banco de España, al obligar a mantener provisiones sobre posibles impagos en préstamos futuros, en base a los ingentes beneficios obtenidos por la banca del 2003 al 2007. En 2007 la tasa de cobertura de la mora era de un 300%, es decir 3 veces superiores a la mora real, para prevenir malos tiempos futuros. El problema es que en menos de 12 meses los impagos se han comido todas las reservas.

En la crisis inmobiliaria de 1992, la mora en el sector bancario por impagos de préstamos llegase a cifras del 8% del total. Actualmente el porcentaje actual “oficial” es cercano al 4,5% y subiendo. Sigue leyendo y verás como en realidad podría ser perfectamente mucho mas del doble con criterios contables “normales”.

Mirad el calendario de dotaciones obligatorias (cuadro en la parte superior) del Banco de España para la mora en préstamos a promotor. Veréis enseguida como crujirán las cuentas de resultados de la banca española en 2010. Hasta 6 meses de impago, los bancos y cajas deben provisionar solo un 4%, aunque el propio banco sepa que será imposible, sino ocurre un milagro, que cobre nunca. A los 6-2 meses ya deben provisionar hasta un 24%. A los 18 meses de mora deben dotar hasta un 55% del total prestado y a los 24 meses un 81%

Si tenéis un préstamo personal y no podéis pagarlo, notareis como el banco será mas agresivo con vosotros ya que mas rápidamente tendrá la obligación de dotarlo en sus cuentas. El 65% del total a los 12-18 meses y prácticamente la totalidad (el 96%) a los 24 meses.

Supongo que os sorprenderá la laxitud del Banco de España en permitir que un impagado hoy, la banca no deba dotarlo en ciertos prestamos hasta 2-3 años e incluso hasta los 5-6 años (préstamos hipotecarios). ¿Sabéis porque? 

Leer más...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad