El precio de la vivienda nueva aún bajará un 10% más 

stop

BURBUJA INMOBILIARIA

Josep Oliver, catedrático de economía aplicada de la UAB

15 de junio de 2011 (19:58 CET)

El stock de viviendas nuevas pendientes de inquilino en España aumentó en 14.000 unidades a lo largo de 2010, llegando a las 800.000. Este parque de inmuebles vacíos ha provocado que los promotores que quedan en el país pongan el freno de forma radical al inicio de nuevas obras. En 2010 sólo se construyeron 63.000 viviendas frente a las 665.000 de 2006. La ocupación en el sector también está en horas bajas, se ha reducido a más de la mitad en los últimos 13 trimestres. De todas las magnitudes relacionadas con el mercado residencial español, la única que se mantiene es el precio. Desde el tercer trimestre de 2007 hasta el primero de 2011 ha caído sólo el 15%.

“En el ajuste de precios aún tiene que haber un recorrido adicional”, ha asegurado el catedrático de economía aplicada de la UAB, Josep Oliver. Incluso se ha atrevido a poner una cifra a la caída prevista: alrededor del 10% “en términos históricos”. Basa la estimación en los ajustes que se realizaron en las dos últimas épocas de recesión en el país: desde el segundo trimestre de 1978 hasta el primero de 1986 los precios de las viviendas cayeron el 11,3% y desde el cuarto trimestre de 1991 hasta el tercero de 1996, el 30,9%.

Con todo, el economista ha asegurado que el ajuste de precios está muy ligado a las localidades. “No bajarán en Barcelona o Madrid, pero sí en localidades donde la oferta es mucho mayor que la demanda”. En este sentido, el 85% del stock de viviendas vacías de España se encuentran en el arco mediterráneo. La provincia con más inmuebles libres es Castellón, con el 20,5% de las promociones pendientes de ocupar frente al 3,5% en el que se sitúa la media española.

Stock estancado


A pesar de que se no empiezan nuevos proyectos, las obras que se iniciaron antes de 2010 y el nivel de la demanda actual dejan el parque de viviendas vacías en toda España estancado. “Hay una estabilidad, la demanda se situó en 243.000 inmuebles y la oferta en 258.000”, ha declarado Oliver, director del cuarto Informe sobre el sector inmobiliario residencial en España de CatalunyaCaixa.

Esta vez, la entidad financiera también ha tenido en cuenta los pisos de autopromoción y la protección oficial, para tener un retrato más real del sector. Como deberes para la próxima edición del estudio, ha señalado la necesidad de radiografiar el mercado de alquiler. Según el economista, este es el segmento en el que se necesita un ajuste mayor en el precio para conseguir una oferta competitiva que se corresponda a la demanda actual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad