El presidente de Banc Sabadell urge a Rajoy a reformar la financiación autonómica

stop

Josep Oliu recuerda que mantener el sistema actual “lleva a consecuencias políticas poco agraciadas”

El presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu

14 de enero de 2014 (11:05 CET)

Las entidades financieras catalanas se han mantenido, hasta ahora, al margen del envite nacionalista catalán. El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, ha roto la tendencia este martes por la mañana. Lo ha hecho en casa, rodeado de empresarios sabadellenses en su habitual charla sobre las perspectivas económicas del año que acaba de empezar en la Cámara de Comercio del municipio de Barcelona. Oliu ha instado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), a iniciar sin demora la reforma del sistema de financiación autonómica.

El mensaje al jefe del Ejecutivo ha dejado poco margen a segundas interpretaciones: “La no reforma ya nos lleva a consecuencias políticas poco agraciadas”. El banquero asegura que ha llegado el momento de “abordar de manera frontal” el replanteamiento del sistema de financiación actual. Un debate que no se solucionará de forma inmediata, según su análisis. “Se debe abordar año tras año”, ha señalado.

Reforma fiscal

Sentarse con las comunidades autónomas no es el único deber que el presidente de Banc Sabadell ha puesto a Rajoy. Otra de las reformas que no puede esperar más es la fiscal, ya que puede comprometer la incipiente recuperación de la economía del país.

Oliu apuesta por incrementar la fiscalidad del consumo y bajar todos aquellos impuestos que “desincentivan la recuperación”. Sin detallar tasas concretas. Tienen que ir en línea con la política de recortes que se ha iniciado en España y no se debe frenar, según el banquero. Si eso ocurriera, una nueva falta de confianza en la economía podría liquidar los datos macroeconómicos positivos cosechados en la última mitad de 2013.

“El límite del estado del bienestar no es sostenible”, ha relatado. Rajoy tiene ante sí un camino “políticamente complicado”, pero desviarse de él tiene unas consecuencias nefastas que, tras seis años de crisis, con su consiguiente desgaste, la sociedad española no se puede permitir.

Crecimiento del PIB del 1%


Banc Sabadell estima que el PIB del país crecerá el 1% a lo largo del ejercicio 2014, un cambio de signo importante si se tiene en cuenta que el pasado año cerró con una tasa negativa del 1,3%. El optimismo de la entidad va en línea con las previsiones de otros organismos.

La entidad financiera asegura que el mix entre la consolidación fiscal y la actividad económica ha mejorado, aunque está aún expuesta a “choques” que pueden enterrar su buena evolución, como no llevar a cabo las reformas anteriormente mencionadas.

Parados que nunca más trabajarán


Oliu ha lanzado un mensaje muy realista en cuanto a los retos laborales que tiene España sobre la mesa. “Hay gente que nunca más trabajará”, sentencia.

El banquero avisa de que ésta es una dificultad que no se debe minimizar. “Las políticas de empleo o de mantenimiento de la pobreza son un problema latente”, defiende. El reto social que esto provoca es trasladar esta realidad a un coste fiscal que será sostenido en el tiempo.

La entidad espera cerrar 2014 con un tasa de paro en el país del 25,4%. A finales de 2013, era del 26,3%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad