El presidente del consejo de Seat ganó un 11% más en 2008 por su sueldo en VW

stop

Recibió asimismo 6,5 millones por stock options

Sin título

17 de marzo de 2009 (13:47 CET)

El presidente del consejo de administración Seat, Francisco Javier García Sanz, máximo responsable de compras de Volkswagen y también presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac), cobró 2,93 millones de euros el año pasado, como resultado de la remuneración fija más la variable, por su trabajo en el consorcio de Wolfsburg, lo que supone un aumento del 11% respecto a la remuneración del año anterior.

A la retribución citada se le unen otros 6,5 millones de euros que corresponden a la ejecución de un plan de acciones que vencía el año pasado, con los que lo cobrado por García Sanz en 2008 suma 9,5 millones, según ha hecho público la multinacional alemana.

En conjunto, la remuneración fija de los altos ejecutivos de Volkswagen fue de 5,34 millones, equivalente a un crecimiento del 11%, mientras que la variable sumó 12,5 millones más, es decir, un 15,2 % más que el año anterior .

Seat, que cerró 2007 con un plus de 8 millones, tuvo una pérdida operativa de 78 millones de euros, lo que supone la vuelta a los números de la empresa de Martorell, precisamente en un momento en el que la matriz prevé que los efectos de la crisis serán más severos.
Por comparación, la marca Volkswagen obtuvo en 2009 un resultado operativo de 2.715 millones, Audi de 2.772 millones, Skoda de 565 millones, Bentley de 10 millones y Scania de 417 millones.

Por su parte, el último intento de UGT y CCOO para consensuar una alternativa a los dos años de congelación salarial que pide Seat para optar a la producción del modelo Q3 de Audi, chocó contra el muro de la multinacional. La dirección de Seat consideró que la propuesta, que daba un paso más en la recuperación en el 2011 del poder adquisitivo perdido en el 2009 y el 2010, "no alcanza la de UGT, que es la que se acerca más al planteamiento de la empresa," por lo que no se llegó a someter a la consideración de la cúpula de Volkswagen en Alemania.

La principal diferencia es que la paga en concepto de participación en beneficios de 200 euros en el 2011 --un subterfugio para pagar los atrasos-- que incluye el plan aceptado por VW serviría también para actualizar las tablas salariales a las que se aplicarán futuros incrementos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad