El Q3, desde el Congreso de UGT

Sin título

21 de abril de 2009 (20:46 CET)

La sección catalana de la Unión General de Trabajadores (UGT) celebra, desde hoy hasta el viernes, en el edificio Fòrum de Diagonal Mar, su congreso anual. Un congreso que, para ser el decimotercero, número asociado a los malos augurios, no podría haber empezado mejor: segundos antes de que Miquel Iceta iniciara su intervención, la presidenta, Roser Font, ha dado la noticia: la sección sindical de SEAT ha conseguido que el Audi Q3 se fabrique en Catalunya. Los aplausos han sido atronadores y, los abrazos entre los asistentes al evento, frecuentes.

Y a partir de ese momento todo han sido felicitaciones. A los demás y a sí mismos. En una reunión donde la crisis y la ley de educación –que se ha debatido esta misma tarde en el Parlament- parecían centrar las intervenciones, casi todos los ponentes han mostrado públicamente su opinión con respecto a la buena nueva.

Joan Puigcercós (ERC) ha felicitado “a la gente de SEAT por el ejemplo que han dado con la situación del Q3, por tomar decisiones estratégicas que dan ejemplo en el contexto global”. Miquel Iceta (PSC) ha pedido que suba al escenario Matías Carnero, presidente del comité de empresa de Seat, para celebrar la “fantástica noticia” y para que Carnero recibiera el “homenaje de quienes amamos este sindicato” ya que “el mejor sindicalista no es el que más protesta, sino el que más obtiene”. Artur Mas (CiU) ha loado el “ejemplo claro de lo contrario a la deslocalización” que ha llevado a cabo UGT con el asunto del Q3.

Juan Carlos Gallego, de CCOO, ha felicitado a la sección sindical de SEAT y ha afirmado que “se ha demostrado que la calidad de la planta de Martorell es mucho mejor que la de Bratislava”. También ha asegurado que el reto, ahora, es que “UGT y CCOO seamos capaces de hacer que este éxito lo sea, también, para las fábricas de componentes y proveedores”. Por otra parte, el presidente de Foment, Juan Rosell, ha asegurado que “hoy hemos tenido una de las mejores noticias que podíamos tener, una noticia buenísima de símbolo nacional”.

La anécdota de la tarde la ha protagonizado el secretario de la MCA-UGT, Manuel Fernández, “Lito”, que, al parecer, desconocía que Audi ya había confirmado en su intranet que el Q3 vendría a Catalunya. “Lito” ha hablado justo antes de las intervenciones de la consellera de Treball de la Generalitat, Mar Serna, y del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y ha pedido “paciencia hasta mañana” a los asistentes al Congreso, ya que “el tema aún no está resuelto. Os puedo asegurar que los alemanes [Volgswagen] están siguiendo este Congreso, y no les ha gustado nada lo que hemos hecho. Así que, la euforia, mejor mañana”, ha sentenciado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad