El responsable del sistema de previsión público, Celestino Corbacho, recomienda pensiones privadas

stop

¿Es más rentable la gestión privada?

09 de marzo de 2010 (19:50 CET)

Diferentes miembros del gobierno se han empeñado este lunes en hacer declaraciones de tanteo. Por ejemplo, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, que volvía a hablar de moderación salarial para los sindicatos… en los próximos años. O el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que hacía una recomendación cuando menos curiosa: que los trabajadores se hagan planes de pensiones privados, no porque no vayan a poder cobrar cuando se jubilen, sino para compensar la pérdida de ingresos que se produce en ese momento.

¿Estaba trabajando el ministro en ese momento para cajas y bancos, echándoles otra manita a ver si así mejoran antes su cuenta de resultados? Casi con toda seguridad que no. Es quizás sólo una declaración más no bien contextualizada. Porque, de hecho, al dar ese consejo, probablemente bientintencionado, hasta patriarcal, Corbacho está dando por buena una hipótesis que en el mejor de los casos tendría que demostrarse.

Un estudio de Pablo Fernández, titular de la Cátedra PricewaterhouseCoopers de Corporate Finance del IESE, titulado “Rentabilidad de los planes de pensiones en España 1991-2007”, que es un período de una cierta duración, llega a conclusiones bastante críticas respecto a esos productos y su idoneidad para rentabilizar los ahorros: “En los últimos 10 y 17 años, la rentabilidad promedio de los planes de pensiones fue inferior a la inversión en bonos del Estado. Sólo 2 de los 170 planes con 17 años de historia tuvieron una rentabilidad superior a la de este producto”. ¿Conoce el ministro este dato?

Ninguno de los 170 planes estudiados con 17 años de historia; apenas 3 de los 511 planes con 10 años de historia; 2 de los 1.597 planes con 5 años de antigüedad y 2 de los 2007 planes con 3 años de historia tuvieron una rentabilidad superior al Índice de la Bolsa de Madrid. A pesar de estos resultados, el 31 de diciembre de 2007, 10,4 millones de partícipes tenían un patrimonio de 86,6 millardos de euros en 3.185 planes de pensiones.

¿Por qué? En 2007… ¡el 64,6% del patrimonio de los fondos estaba invertido en renta fija y tesorería! El decepcionante resultado global de los fondos se debe a las elevadas comisiones, a la composición de la cartera y a una gestión escasamente activa. Las comisiones de los fondos en 2007 supusieron 1 millardo de euros. Son cifras extractadas bastante literalmente del informe.

Se podría pensar que en los dos últimos años la evolución de los planes de pensiones habría roto dicha tendencia. Pero no ha sido así. En 2008, el resultado de los planes de pensiones fue negativo en un -8,05% y en 2009 se produjo una recuperación de 7,70% , gracias a la fuerte remontada de las bolsas.

“El resultado global de los fondos no justifica en absoluto la discriminación fiscal a favor de los mismos. En muchos casos, los inversores perdieron la desgravación fiscal con la que el Estado les indujo a invertir en fondos de pensiones en menos de 5 años (vía comisiones e ineficiencias en inversión y gestión)”, afirma con rotundidad el citado Pablo Fernández.

Las conclusiones, lógicamente, no son compartidas por el director de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco), Ángel Martínez- Aldana. Si se tiene en cuenta el conjunto de la vida de los fondos de pensiones, el rendimiento medio ponderado de los últimos 20 años es del 5,40% . En relación al estudio del profesor de Iese, el responsable de Inverco aduce un problema conceptual: su estimación es errónea porque plantea la comparación del rendimiento de los fondos de pensiones con los bonos a 10 años cuando la media del vencimiento de los activos de renta fija tienen el vencimiento a 2 años, y por tanto, la rentabilidad es diferente”, afirma.

En relación con el rendimiento de los fondos de pensiones, Martínez- Aldana vincula el resultado al perfil conservador de los inversores españoles, que en el conjunto de la OCDE apuestan básicamente por productos que operan en bolsa mientras que en España la posición de los suscriptores es más conservadora, renta fija y tesorería, básicamente. Por lo tanto, los resultados son inferiores y las oscilaciones menores. Ningún comentario sobre las comisiones, ninguna autocrítica sobre la gestión.

Y es que Martínez-Aldana parecía hoy un hombre feliz ante la recomendación del ministro José Corbacho de suscribir fondos privados, Martínez-Aldana, una propuesta que considera lógica. Para justificar esgrime, además de datos vinculados con el envejecimiento de la población, otros relacionados con el cobro de las pensiones públicas: “en la OCDE la pensión pública media que se cobra después de jubilarse equivale al 30% del último sueldo y aquí, en España, la llamada tasa de reposición, es decir, la pensión que sucede al último sueldo es del 80% del salario hasta una media de 34.000 euros anuales”.

Ante esta situación, Corbacho lo tiene claro: planes privados de pensiones. ¿No hay otras opciones?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad