El Sabadell continúa sacrificando su expansión para sanear el balance

stop

Los resultados del tercer trimestre presentan una caída del 39% de los beneficios debido a los 767 millones destinados a saneamientos

Tomás Varela, Jaume Guardiola y Gabriel Martínez | ED

27 de octubre de 2011 (13:18 CET)

El beneficio de Banc Sabadell vuelve a sufrir el impacto de las dotaciones. En el último sprint del año, el banco catalán ha destinado 767,3 millones de euros a saneamientos, partida que ha recortado hasta los 207,4 millones los números azules de su balance.

Sin embargo, el optimismo reina en la entidad debido a la capacidad para generar ingresos recurrentes y a los buenos resultados que hasta ahora ha dado esta estrategia preventiva de la deprecación de algunos activos. La capacidad para generar caja permite a la entidad continuar sacrificando parte de su expansión para aprovisionar posibles pérdidas de sus propiedades más dudosas. Preven volver al crecimiento durante 2012.

Banc Sabadell continúa concentrado su estrategia futura en ganar volumen de mercado, un plan que arroja resultados interesantes según los gestores del banco. En nueve meses se han superado las 250.000 altas, por lo que la captación de nuevos clientes ha crecido en un año el 46% en particulares y un 39% en empresas (segmento en el que se ha especializado). En el tercer trimestre ya superó los 2,6 millones de clientes. La morosidad (5,72%) se mantiene por debajo de la media del sistema (7,15%) pero es el más alta de los últimos cinco trimestres.

Esa capacidad para generar ingresos recurrentes en la que el consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola, se ha refugiado constantemente durante la presentación de los resultados a la prensa se traduce en un incremento del 12,5% de las comisiones y de un 2,4% del margen de intereses. Los depósitos de clientes han crecido una media del 8,3%.

La solvencia según Europa

El Sabadell muestra un ratio de solvencia (TIER1) del 9,95% y aunque escapará a las nuevas obligaciones comunitarias por no ser considerado clave para el sistema financiero, sus responsables están satisfechos con el encaje del banco en el nuevo marco. Sus bonos, que ya fueron computados por las pruebas de estrés del pasado junio, se canjearán durante 2013 y permitirán ingresar 800 millones de euros, es decir prácticamente el 2% de su capital principal.

Bruselas ha alterado, según Guardiola, el mercado del crédito y también las posibles operaciones corporativas. “Lógicamente si se presiona al alza las necesidades de capital, las capacidad para afrontar operaciones corporativas se estresa”. Respecto a la participación del Sabadell en alguna de estas futuras operaciones, Guardiola ha contestado insistentemente que “siempre se analizarían pensando en obtener más beneficio para el accionista”.

Nada nuevo respecto a las cajas

Por esta misma razón, el Sabadell asegura no haber cambiado su postura respecto las cajas catalanas controladas por el Fondo de Reordenación Ordenada Bancaria (Frob) –Unnim y CatalunyaCaixa--. Con la generación de valor para el accionista siempre como premisa, asegura Guardiola, se está vehiculando la operación de compra de la CAM. Sin embargo, ha avisado: “para que sea viable va a requerir apoyo público por su elevada tasa de morosidad y por la alta cobertura que requieren sus activos”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad