El Sabadell despedirá a 1.250 trabajadores de la plantilla de la CAM

stop

La entidad catalana y los representantes sindicales llegan a un acuerdo para reducir en 500 empleados la cifra inicial de afectados por el ERE

El presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu

10 de octubre de 2012 (08:40 CET)

Banco Sabadell y los sindicatos han alcanzado un acuerdo esta madrugada para reducir el número de trabajadores afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) que la entidad catalana aplicará en la CAM, tras absorber a la caja alicantina el pasado diciembre.

Tras las negociaciones se ha acordado la salida de 1.250 empleados mediante prejubilaciones, bajas incentivadas, traslados y suspensiones temporales de empleo. Esta cifra supone 500 personas menos que el recorte inicial que afectaba a 1.750 empleados.

La decisión se ha tomado después de varias horas y ha concluido a la una de la mañana de este miércoles, agotando el límite del plazo de negociación fijado entre ambas partes.

La mitad serán prejubilaciones


El banco que preside Josep Oliu ha decidido que casi la mitad de los trabajadores afectados --en concreto 500-- salgan de la CAM mediante prejubilaciones. Así, las personas que se acojan a esta medida recibirán el 80% del salario neto hasta los 63 años y un tope de 245.000 euros.

Por lo que respecta a las bajas voluntarias, sin derecho a reincorporación, Banc Sabadell ofrecerá una indemnización de 35 días por año trabajado con una prima de 10.000 euros para los trabajadores con un sueldo por debajo de los 30.000 euros anuales y de 15.000 euros para los que cobran más de 30.000.

Para los empleados cuyos despidos son temporales, el banco catalán ofrece una indemnización inicial de 20 días por año, con un mínimo de 10.000 euros de pago inicial. Si alguna de los afectados por estas salidas provisionales no vuelve a trabajar en la entidad recibirá una retribución por despido improcedente y una prima de 10.000 euros.

'Adelgazar' la red comercial

Asimismo, la Comisión Europea condicionaba la adquisición de la CAM por parte del Sabadell a una reducción de la red de oficinas. En concreto Bruselas propone el cierre de 450 oficinas, de las cuales 138 estarían localizadas en el territorio histórico de la CAM, es decir, en la Comunitat Valenciana y Murcia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad