El Sabadell recupera 1.800 millones de la antigua CAM

stop

BANCA

Una oficina del SabadellCAM

23 de noviembre de 2012 (21:08 CET)

El 7 de diciembre se cumplirá un año de cuando el Banco de España informó de la adjudicación de la antigua CAM al Sabadell. Ese día la entidad catalana cerrará 360 oficinas, tal como le exige Bruselas. Objetivo cumplido. También ha aprobado un expediente de regulación de empleo (ERE) para 1.250 afectados, de los cuales el 23% son despidos forzosos. Y ahora se prepara para acometer la migración de millones de datos de clientes de la CAM al Sabadell. Todo ello sin descuidar su estrategia comercial: ha recuperado más de 1.800 millones del negocio que se perdió durante la crisis de la caja alicantina.

Los directivos del Sabadell tomaron la gestión plena de Banco CAM en mayo pasado, aunque desde diciembre actuaron en coordinación con los funcionarios del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), que desembarcaron en la caja cuando fue intervenida por el Banco de España en julio de 2011.

En sólo medio año, el banco presidido por Josep Oliu se ha esforzado en recuperar la confianza perdida de los clientes, tanto particulares como empresas, durante el tiempo en que la CAM estuvo intervenida. Hubo más una fuga de depósitos que una reducción sustancial de clientes, según aclaran fuentes del Sabadell, "A pesar de todo, la vinculación con la entidad permaneció", agregan. De hecho, SabadellCAM cuenta ahora con tres millones de clientes.

1.800 nuevos clientes cada semana


El Sabadell no partía por tanto de cero en su plan para ganarse la confianza de los clientes y los trabajadores de la antigua caja alicantina. Así trabajó en una doble dirección. En un caso puso manos a la obra para recuperar el 60% del negocio perdido. Se fijó un año para conseguirlo. A la luz de sus cifras parece que lo logrará ya que en septiembre y octubre ha captado más de 1.800 millones de euros de los cerca de 4.000 millones que tiene previstos hasta mayo de 2011. El Sabadell presume de que suma 1.800 nuevos clientes cada semana.

De manera paralela, el Sabadell pactó con los sindicatos un ERE que acabó afectando a 1.250 empleados. El objetivo era que el grueso de este plan fuese a través de adhesiones voluntarias y que, en consecuencia, el número de despidos forzosos se redujese al máximo. Tal como ha informado Economía Digital, los despidos son 287. El Sabadell precisa que su incidencia es mínima en la provincia de Alicante.

Exigencia de Bruselas

La reducción de la plantilla era una exigencia de Bruselas para dar el visto bueno a la compra del Banco CAM por el Sabadell. Otra de las condiciones era el cierre de oficinas (464) de manera que la unión de la caja alicantina y el banco catalán no diese lugar a una red superior a la que la CAM tenía en solitario en sus territorios naturales: Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares.

Este proceso concluirá el próximo 7 de diciembre con la supresión de 360 sucursales que quedaban pendientes de cierre, de las cuales un centenar están en la Comunitat Valenciana. Así, SabadellCAM contará con 632 oficinas a partir de 2013.

Al Sabadell le resta por acometer la integración técnica y operativa durante el Puente de la Constitución, consistente en la migración de millones de datos de los clientes de la antigua CAM al Sabadell. A partir del 10 de diciembre el funcionamiento de la entidad se regirá según la plataforma informática del banco catalán.

Los clientes tendrán ya asignada una oficina, que puede o no coincidir con la actual; un nuevo número de cuenta y funcionarán con la banca electrónica del Sabadell.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad