El sector financiero catalán se "come" 2.800 millones en inmuebles impagados

Sin título

21 de febrero de 2009 (13:26 CET)

Bancos y cajas de Cataluña tienen ante sí la misión de gestionar un stock de aproximadamente 100.000 inmuebles que han recuperado al no poder sus adjudicatarios asumir las hipotecas correspondientes. Las entidades han estimado que la valoración de estos activos ascendería a una cifra próxima a los 2.800 millones.

Pero no todo termina ahí, el compromiso de bancos y cajas va más allá, existen aún muchos activos en los balances de las entidades que pueden ser afectados por la crisis. Se ha de tener en cuenta que en 2008, las ventas de viviendas en España cayeron el 28,6% en relación con el 2007 y la inversión en obra nueva ha bajado el 19,6%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).  Bancos y cajas han visto claro, pues, que la nueva situación hace que los activos que poseen, muchos de los cuales son instrumentos financieros vinculados con el ladrillo, terminarán siendo fallidos, lo que implica realizar provisiones que cubran dicho riesgo. 

Ante la nueva situación el sector financiero ha provisionado  fondos para evitar males mayores. Según anunció  la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), las cajas destinaron más de 10.000 millones en provisiones, de los cuales 2.025 millones fueron dotaciones voluntarias para afrontar las insolvencias, y otras circunstancias, con vista al futuro.

El Banco de España  ha visto claro también que el valor de los activos, entre los que figuran muchos inmuebles, en manos de las entidades no es el que teóricamente figura en los balances. Por eso, el organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordoñez, ha intentado rebajar las valoraciones el 30%. Pero esa pretensión ha hecho reaccionar a bancos y cajas que en algún caso habrían visto c omo sus cuentas reflejaban prácticamente la quiebra. Por tanto, el Banco de España habría aceptado bajar el valor en sólo un 10%.

Según el experto inmobiliario, Gonzalo Bernardos, la rectificación del valor se hace para evitar que alguna entidades tuvieran en sus cuentas no reducciones de beneficios si no fuertes pérdidas. "La característica diferencial del sistema español respecto del americano o anglosajón es que aquí se valora contablemente mientras que allí el precio de la estimación lo fija el mercado", afirma.

Por otra parte,y sin que figuren como pérdidas, las cajas españolas han recuperado terrenos y bienes residenciales valoradosn 8.400 millones, que se habían concedido en forma de créditos e hipotecas, los tomadores de las cuales no han podido afrontar las correspondientes devoluciones.

Retorno de la inversión
En este contexto, bancos y cajas buscan el recuperar parte  de las inversiones que las inmobiliarias o los particulares no fueron capaces de retornar. Y lo hacen adjudicándose parques de viviendas, inmuebles industriales e incluso terrenos apotados en garantía por los inversores, constructores o particulares.

En Cataluña,  Banco Sabadell lidera estas operaciones y, a través de Solvia Gestión Inmobiliaria, gestiona un parque inmobiliario y de terrenos  valorado en 883 millones de euros. Caixa Catalunya, por su parte, ha acumulado recuperac iones de inmuebles por valor de 600 millones, según anunció el director general de la entidad, Adolf Todó.

Las adjudicaciones de las otras entidades han sido: 'la Caixa' 550 millones; Caixa Penedès 178 millones; Caixa Tarragona 155 millones; Caixa Terrassa 150 millones; Caixa Laietana 70 millones; Caixa Girona; Caixa Manresa 30 millones, Caixa Sabadell 36 millones y, la que menos acumula, Caixa Manlleu, que se ha adjudicado un total de 8,2 millones.

Con estas adquisiciones, las entidades financieras consiguen retirar los activos citados de la morosidad y se reconvierte la deuda en activo. De esta manera, el sector financiero se adjudica la propiedad al 100% para garantizar el retorno de la inversión.

Para canalizar las futuras ventas, las cajas podrían recurrir a un instrumento similar al de la crisis de 1993: la creación de sociedades gestoras. Estos entidades “paralelas” están muy presentes en todo el Estado español y la más avanzada es Ahorro Corporación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad