El Tesoro busca otros 3.000 millones tras las nuevas medidas de ajuste

stop

MERCADOS

Salgado, durante una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa

22 de agosto de 2011 (18:27 CET)

Nueva prueba de fuego para el Tesoro español, que hoy quiere colocar hasta 3.000 millones de euros letras a 3 y 6 meses en unas condiciones que considera como favorables. La subasta es un test que medirá la credibilidad de España tras la aprobación de las nuevas medidas de ajusta para atajar el déficit.

Pero, sobre todo, es una buena oportunidad a la vista de que las compras de bonos realizadas por el BCE para defender sobre todo a España e Italia están dando resultado. La rentabilidad del bono español sigue alrededor del 5%, muy lejos del casi 6,5% que marcó en pleno ataque a los activos de las economías más débiles en el arranque del mes de agosto. El diferencial con Alemania se mantiene por debajo de los 300 puntos básicos.

Los expertos creen que este último factor es mucho más determinante que el paquete de iniciativas que incluye la rebaja del IVA de la compra de vivienda nueva desde el 8% hasta el 4%, el adelanto por parte de las empresas del impuesto de sociedades o el recorte del gasto farmacéutico.

Compra de bonos del BCE

Pero mucho más que estas medidas va a pesar que el BCE gastó otros algo más de 14.000 millones de euros la semana pasada para estabilizar los mercados de deuda.

Los expertos creen que el escenario es favorable para el Tesoro y se remiten al último precedente. El pasado martes día 16, los inversores adquirieron 5.696 millones de euros en deuda española a 12 y 18 meses. Los tipos de interés pagados fueron inferiores a los de la subasta anterior y el nivel de demanda más que aceptable.

También juega a favor el resultado de la última subasta a 3 y 6 meses, cuando se colocaron 2.988 millones de euros, muy cerca del máximo previsto, situado en 3.250 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad