El Tesoro coloca 5.400 millones, más caro pero con mucha demanda

stop

MERCADOS

14 de junio de 2011 (12:08 CET)

El Tesoro ha aprobado con buena nota otro duro test. Ha conseguido colocar letras a 12 y 18 meses por valor de 5.400 millones de euros. Esta cifra era la más alta prevista, por lo que desde el punto de vista de la cantidad la subasta puede considerarse un éxito.

Para llegar al máximo, el Tesoro ha aumentado la rentabilidad que demandan los inversores por estos activos. Ha colocado 3.958 millones de euros en letras a un año a un tipo marginal del 2,728% frente al 2,568% de la anterior subasta. A 18 meses, se han adjudicado 1.459 millones al 3,299% frente al 3,129% anterior.

Alta demanda

La otra gran noticia para el Tesoro es la elevada demanda que se ha registrado en el plazo de un año. Se ha situado en 2,85 veces, por encima del 2,50 de la subasta anterior. A 18 meses, la demanda se ha reducido un poco, hasta 3,91 veces desde las 4,12 veces anteriores.

La última emisión de este tipo de papel se celebró el pasado 17 de mayo y en ella el Tesoro colocó con éxito casi el máximo previsto a tipos más bajos en medio de una demanda muy elevada.

En este caso, la emisión ha coincidido con una nueva moderación de la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes, que descendía hasta los 250 puntos, siguiendo así con la tendencia a la baja iniciada el lunes después de superar durante la sesión los 260 puntos básicos.

Además, es la primera emisión que se celebra después de que el Gobierno aprobara el pasado viernes la reforma de la negociación colectiva tras el desencuentro de empresarios y sindicatos y coincide también con la publicación del Índice de Precios de Consumo (IPC), que permaneció estable en mayo en relación al mes anterior (0,0%) y moderó su tasa interanual hasta el 3,5.

Con la subasta de este martes, el Tesoro ha vuelto a superar con un relativo éxito la subasta de letras y ha demostrado su capacidad para colocar deuda a pesar del recrudecimiento de las tensiones en los últimos días y de las dudas que aún persisten en los mercados.

De hecho, en lo que va de año, el Tesoro ha logrado resolver bastante bien todas las emisiones, aunque en alguna ocasión, como en ésta, se ha visto obligado a subir el interés para colocar más papel.

Nueva prueba el jueves

El Tesoro se someterá a una nueva prueba este jueves, cuando tratará de colocar entre 2.500 y 3.500 millones en obligaciones a 15 años, con un cupón corto del 2,21% y un vencimiento a 30 de julio de 2026, y en una subasta adicional de obligaciones con vencimiento a 30 de julio de 2019 y con un cupón corrido del 2,74%.

La última vez que el Tesoro subastó obligaciones a 15 años fue el pasado 20 de abril, cuando colocó 3.372,45 millones, aunque tuvo que subir los tipos para situar la emisión en la parte alta del rango.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad