El Tesoro coloca en una semana 10.000 millones de euros con un interés menor

stop

El mercado muestra su apetito y compra 4.500 millones en bonos a corto y a largo plazo

Antonio Carrascosa, director general del Frob.

17 de enero de 2013 (12:44 CET)

El Tesoro es muy consciente de que los mercados pueden aportar estos días grandes alegrías, y ha hecho gala de aquella expresión latina carpe diem, para aprovechar las circunstancias. En una semana ha colocado más de 10.000 millones de euros, con unos tipos de interés más aceptables, pese a que la prima de riesgo española se mantiene entorno a los 345 puntos, todavía alta, pese al descenso experimentado.

Este jueves el Tesoro ha colocado 4.500 millones en bonos con vencimientos en 2015, 2018 y 2041. Se trata del máximo previsto, con un descenso, otra vez, de la rentabilidad de los títulos ofrecidos.

A niveles de marzo

La emisión ha sido de títulos con distintos vencimientos. De los 4.500, 2.409 millones vencen en 2015, y han tenido un ratio de cobertura de 2,02 veces, algo inferior al 2,81 de la emisión de diciembre. La rentabilidad ha sido del 2,71%, frente al 3,358% de la anterior colocación. Se trata de un recorte del 20%, a niveles del pasado mes de marzo.

Respecto a los vencimientos en 2018, la demanda ha sido de 2,38 veces, frente a 2,21 en la emisión anterior. Y la rentabilidad ha sido del 3,77% respecto al 3,988% de la anterior emisión. El interés también ha sido inferior, como en marzo de 2011. En cuanto a los bonos con vencimiento en 2041, el Tesoro ha colocado 212 millones de euros, al 5,69%, los tipos de interés más bajos desde 2010.

Aprovechar el momento

Alejandro Varela, analista de Renta 4, ve todas estas emisiones como una “gran oportunidad”. Un hecho que puede ser coyuntural, pero que vale la pena aprovecharlo. “El Gobierno no se puede relajar, y debe seguir adelante con todas las reformas puestas en marcha, pero está claro que es un buen momento, en el que los mercados están comprando deuda pública, también en otros países de la zona euro”. Para Varela, el escenario financiero se ha clarificado, tanto para los estados como para las empresas.

La cuestión es que España ha colocado en sólo una semana unos 10.000 millones de euros. La colocación de este jueves se añade a la del martes pasado, cuando adjudicó 5.755 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, pagando hasta un 42% menos. Y, desde el inicio de año, ya ha colocado más de 16.000 millones de euros.

Financiación para las comunidades


En todo el año, las necesidades de financiación bruta de España oscilarán entre los 215.000 y los 230.000 millones de euros. En el primer trimestre el Tesoro deberá colocar unos 53.777 millones de euros. Y lleva ya, antes de acabar enero, esos 16.000 millones. En el total de la financiación que se necesita están incluidos los 23.000 millones para el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad