El Tesoro sitúa el interés de la deuda española por encima del 5%

stop

La primera emisión después de la advertencia de Moody's acusa la presión de los mercados

16 de diciembre de 2010 (12:03 CET)

El Tesoro Público español ha colocado 2.400 millones de euros en la subasta de obligaciones a 10 y 15 años, a una rentabilidad superior al 5%, tasa que no se alcanzaba desde 1997, en la primera emisión realizada desde que la agencia de calificación Moody's advirtiera sobre la posible rebaja del 'rating' a España.

Concretamente, el Tesoro ha adjudicado 618,67 millones de euros en la subasta de obligaciones a 15 años, menos de la mitad de los 1.558,67 millones solicitados por los inversores; mientras que en la emisión a 10 años se han colocado 1.782,47 millones, también muy por debajo de los 2.984,87 millones demandados.

La rentabilidad ofrecida en ambas subastas es muy superior a la emisión anterior de obligaciones realizada por el Tesoro. En concreto, el tipo de interés del 5,986% ofrecido en la subasta a 15 años es prácticamente un punto y medio porcentual superior al 4,552% de la emisión realizada el pasado 21 de octubre.
De la misma forma, la rentabilidad en la subasta a 10 años, situada en el 5,485%, es casi un punto porcentual superior al tipo de interés del 4,632% ofrecido en la subasta del 18 de noviembre.

Tras las dudas mostradas por los mercados sobre la solvencia de España, 'tocada' después de los rescates a Grecia e Irlanda, ayer la agencia de calificación Moody's empeoró aún más este panorama, colocando la nota de solvencia del país en revisión para una posible rebaja por su "vulnerabilidad" a las tensiones derivadas de las necesidades de refinanciación en 2011.

Nueva subasta el 21

Ello ha obligado al Tesoro a elevar la rentabilidad de sus emisiones hasta niveles desconocidos desde hace más de una década para garantizar el éxito de las mismas que, no obstante, han tenido una gran aceptación entre los inversores, dado que la demanda en la subasta a 10 años casi ha duplicado el importe adjudicado, mientras que en la emisión a 15 años, la ha más que duplicado.

Esta misma semana, el Tesoro Público también tuvo que elevar el interés ofrecido por las letras a 12 y 18 meses más de un punto porcentual, aunque el organismo no tuvo problemas para captar liquidez de los mercados, dado que las peticiones de los inversores fueron casi el triple de lo adjudicado por la entidad pública.


A pesar de las dudas que aún se ciernen sobre la economía española, el Tesoro tendrá aún una oportunidad más antes de que acabe el año para demostrar la solvencia de España a los mercados, con una  subasta de letras a 3 y 6 meses que tendrá lugar el martes 21 de diciembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad