El Tripartit logra que el Senado condene las agencias de calificación

stop

Acusan a Standard & Poor's de ser  funcionar como un oligopolio

Sin título

19 de febrero de 2009 (08:24 CET)

El Senado aprobó ayer  una propuesta firmada por todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, a través de la cual se solicita, en el marco de la Unión Europea, la adopción de determinadas medidas en relación con los efectos de los diferenciales de deuda pública en la economía. La propuesta fue finalmente aprobada con 136 votos a favor y 113 abstenciones (votos emitidos por el Grupo Popular).

A raíz de una contundente condena de la actuación de las agencias de calificación de riesgo, que "son parte del origen de los problemas" financieros, la moción la presentaba el tripartito catalán (Entesa), que recibió felicitaciones por sacar el tema.

En línea con la UE, se pidió al Gobierno que plantee "un análisis de los sistemas de valoración" de estas empresas. Pero el debate fue mucho más duro. Los partidos cuestionaron la credibilidad de estas empresas, las acusaron de funcionar como un oligopolio y de ser juez y parte en la calificación. También recordaron sus estrepitosos fracasos de predicción y criticaron el doble rasero en la calificación de España y el Reino Unido.

El senador socialista por Mallorca, Xavier Ramis, mostró su satisfacción por la propuesta aprobada y señaló que el Senado, a excepción del PP, aboga por una regulación del mercado financiero y en concreto de las agencias de rating. Destacó la necesidad de crear un registro que permita la participación de agencias europeas (no sólo americanas) que conocen mejor la economía del viejo continente.

Como ejemplo de "doble rasero", el Senado destacó que la Comunidad de Madrid adeuda 10.000 millones de euros y cuenta con una calificación de AA . Y la Generalitat Valenciana adeuda 12.200 millones con la mitad de población que Andalucía (cuya deuda asciende a 6.800 millones) y tiene  AA -, bastante por debajo de calificación de España.


La Cámara Alta también solicita un reglamento de agencias de rating que garantice la calidad y fiabilidad de las calificaciones, evitando de esta manera casos como los de las recientes hipotecas subprime (2007), Enron (2002) o Parmalat (2002). Ramis ha recordado que estas agencias ocupan un nivel central en los mercados financieros, ya que califican y sirven a los organismos reguladores para fijar cuotas y porcentajes de regulación a los bancos. Además, cree conveniente que un organismo internacional abunde sobre las buenas prácticas y garantice una mayor transparencia de los mercados financieros.

Agencias independientes
El Senado insta al Gobierno a promover en el ámbito de la UE, que se apruebe y aplique un Reglamento sobre las Agencias de Calificación Crediticia, que aporte un sistema de autorización y supervisión suficientemente garantista, y que establezca una serie de requisitos que asegure que estas Agencias llevan a cabo sus actividades de forma independiente, evitando las interferencias de cualquier tipo de conflicto de intereses, con el objeto de mejorar la eficiencia de los mercados financieros y recobrar la confianza perdida para que deban mejorar sus métodos de calificación.

Instó, también, al Gobierno a mejorar la coordinación institucional del Estado con las autoridades monetarias europeas a efectos de reducir los costes diferenciales que paga la deuda pública española respecto a la deuda de otros países europeos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad