El valor en bolsa de los bancos españoles se contrae un 20%

stop

Desde el inicio de la crisis de las hipotecas 'subprime'

10 de agosto de 2009 (10:46 CET)

Los seis grandes bancos españoles: Santander, BBVA, Popular, Sabadell, Bankinter y Banesto, han perdido un 22,6% de su valor en bolsa -44.220 millones de euros- dos años después del inicio de la crisis de las hipotecas "subprime" en Estados Unidos. 

De esta manera, los seis grandes de la banca española cotizados en bolsa han pasado de contar en agosto de 2007 con un valor conjunto de cerca de 200.000 millones de euros -195.249 millones- a los 151.029 millones que valían en conjunto al cierre del pasado viernes, un día antes de que se cumplan dos años del estallido de la crisis "subprime" de Estados Unidos en Europa. 

El Banco Popular es el que peor ha soportado la crisis y ha perdido más de la mitad de su capitalización bursátil. Standard & Poor's, ante la pérdida de valor del banco, ha rebajado hasta tres veces en los últimos diez meses su calificación crediticia, la última de ellas el pasado 10 de julio. 

A los problemas de morosidad y de liquidez que soportan los bancos españoles se ha sumado así la rebaja en la calificación del crédito o de los activos de las entidades financieras. La agencia de medición de riesgos Moody's decidió en junio rebajar la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de 25 entidades financieras, entre las que se encontraban el Popular, el Sabadell y Bankinter. 

Banesto también está entre los bancos que peor evolución han tenido en los últimos meses en el parqué. Su valor en bolsa se ha reducido en dos años casi a la mitad, hasta un 44%. En esta misma línea se ha comportado el Sabadell, que ha perdido el 41%. 

Los dos grandes, Santander y BBVA, tampoco han escapado del escrutinio a la baja de las agencias de "rating". S&P revisó en el mes de marzo la perspectiva de calificación de ambas entidades de estable a negativa, aunque mantuvo sus actuales calificaciones de "AA/A-1 ". 

BBVA ha visto reducido su valor bursátil hasta un 30%, aunque en lo que va de año ha compensado esta caída con una revalorización de más del 20%. Mejor evolución ha experimentado Bankinter, que ha registrado una caída de alrededor del 20%. 

El Santander es, sin lugar a dudas, el vencedor de la crisis. Es el único que ha mejorado algo su situación respecto a los 75.739 millones de euros de capitalización bursátil que se apuntaba hace un año, a pesar de seguir valiendo un 5% menos que hace dos años. Es más. En los últimos doce meses el banco que preside Emilio Botín ha recuperado casi el 5%, y sólo en lo que va de año la revalorización bursátil supera el 50%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad