Electricidad y vestido elevan nueve décimas  el IPC de octubre

stop

En términos interanuales los precios han subido un 2,3%, una décima más de lo esperado

12 de noviembre de 2010 (11:02 CET)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió nueve décimas en octubre en relación al mes anterior, y la tasa interanual repuntó dos décimas, hasta situarse en el 2,3%, una décima por encima de lo esperado, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El IPC mensual encadena así su tercer aumento consecutivo, propiciado por la temporada de invierno en vestido y calzado y por la subida de la luz, mientras que la inflación interanual se incrementó por segundo mes consecutivo a causa del encarecimiento de los carburantes, de la electricidad y de algunos alimentos.

De acuerdo con los datos históricos, la tasa interanual de octubre (2,3%) es la más elevada desde noviembre de 2008, cuando los precios avanzaron un 2,4%. Con octubre, ya son doce los meses consecutivos en los que este indicador se mantiene en tasas positivas tras estar ocho meses en negativo.

Los alimentos suben un 1,8% en diez meses

Según los datos publicados por el INE, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en octubre en el 1,1%, la misma tasa que en septiembre.
Por su parte, el Indicador de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) situó en octubre su tasa anual en el 2,3%, dos décimas por encima de la tasa de septiembre. Las cifras avanzadas para este indicador, que suele coincidir con el dato de IPC general, pronosticaban un aumento de una décima, hasta el 2,2%, pero finalmente la subida ha sido mayor a la esperada.

La luz eleva los precios

El INE atribuyó la subida interanual de la inflación principalmente a la vivienda, con una variación anual del 5,4%, más de un punto por encima de la registrada en septiembre, debido al aumento de los precios de la electricidad, que en octubre del año pasado se mantuvieron estables.

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas también influyeron en el repunte interanual de los precios, ya que su tasa aumentó tres décimas y se situó en el 0,4%, destacando el encarecimiento de la carne de ave y del pescado fresco. El transporte también contribuyó al incremento interanual del IPC, pues su tasa anual subió una décima, hasta el 6,9%, por el mayor coste de los carburantes y lubricantes.

Frente a estos repuntes, destaca la caída experimentada por el grupo de medicina, que situó su tasa anual en el -1%, cinco décimas por debajo de la de septiembre, debido a la rebaja de los precios de los medicamentos.

Por su parte, la subida del IPC mensual se explica por el crecimiento de los precios en un 9,8% en el grupo de vestido y calzado como consecuencia de la temporada de invierno, y por el repunte en un 1,4% de la vivienda por el encarecimiento del recibo de la luz.
Estos avances se vieron en parte contrarrestados por los descensos mensuales de precios que experimentaron ocio y cultura (-0,8%) y hoteles, cafés y restaurantes (-0,2%). En el primer caso, la caída se debió al comportamiento del viaje organizado, mientras que el segundo se explica por el abaratamiento de los hoteles y otros alojamientos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad