Elena Salgado: en España hay un porcentaje demasiado alto de empresas demasiado pequeñas

stop

Las pymes consideran injusto que el Gobierno que ha dado tan poco apoyo a las firmas de tamaño reducido les eche en cara que no crezcan

Sin título

30 de noviembre de 2010 (14:50 CET)

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha dado un toque de atención al empresariado, especialmente al de las pequeñas y medianas empresas. En una intervención en Girona organizada por el Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) , la ministra ha considerado que el porcentaje de empresas "demasiado pequeñas" es en España, "demasiado elevado" y ha asegurado que las "grandes" ofrecen una mayor resistencia a la situación económica adversa.

Las palabras de la ministra han tenido una respuesta del empresariado. Salvador Guillermo., secretario general de Fepime, la patronal de la pequeña y mediana empresa de Catalunya, ha explicado que " junto a Joaquín Trigo hicimos un libro sobre la empresa española. En este libro se constata que el tamaño medio de la empresa española es más bajo que el de las de otros países europeos y que la pequeña empresa es mucho más pequeña que la de los países de nuestro ámbito". En este sentido, afirma que "es curioso que se critique el tamaño de las pequeñas y medianas empresas cuando el Estado no destina a ellas ni el 0,5% del presupuesto. Además, la rebaja fiscal para estas pequeñas empresas supone sólo reducir el impuesto sociedades del 30% al 25%, pero limitado a los primeros 120.000 euros de beneficios, lo que supone una ayuda de poco más de 6000 euros".

Entre las peticiones no recogidas por el Ejecutivo, las pymes piden una menor carga fiscal para los beneficios no repartidos o más ayudas para mejorar el crédito a estas empresas, dice Guillermo. Estas peticiones hace muchos años que las plantean las pymes y no han sido recogidas por el Gobierno, por lo que no tiene mucho sentido que ahora se culpe a las pequeñas empresas de los problemas de la economía", dice Guillermo.

Salgado no ha evitado posicionarse ante las turbulencias que afectan al mercado de la deuda soberana de España. La clave, para la ministra, es demostrar que la situación española no es la de Irlanda.

Salgado también ha insinuado que las dudas sobre la evolución de las primas de riesgo coinciden con las fechas de "ciertas declaraciones públicas en el ámbito europeo", aunque no ha apuntado a nadie directamente.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, ha asegurado que España cumplirá los objetivos y que reducirá el déficit, respondiendo así a las dudas que había planteado Bruselas sobre la situación económica española. "Lo más importante es conseguir los objetivos y cumplir los plazos", ha concretado.

Por otra parte, la ministra ha citado también el caso de las Comunidades Autónomas, de las que vaticina que cumplirán el reto de déficit del 2,4% para el conjunto del año, con la excepción de dos -en referencia a Murcia y Castilla-La Mancha- que requerirán "medidas de alcance para no alejarse de este objetivo", pero que sólo significan "el 6% del PIB" La ministra se ha congratulado por la aportación a la transparencia que supondrá la publicación de los presupuestos autonómicos de forma trimestral y la información mensual que se producirá de la deuda pública estatal.

Posición diferente de la irlandesa

El reto, en cualquier caso, es desmarcar a España de Irlanda, para lo que Elena Salgado ha subrayado también que la petición de ayudas por parte del sistema bancario de aquel país equivale a un 20 por ciento de su PIB, mientras que en el caso español se sitúa en poco más del 1%.

La ministra añadió que el Banco de España ha solicitado información sobre los productos que más preocupan a los inversores, entre los que ha citado los de tipo inmobiliario.

Al respecto, la responsable de Economía del Gobierno español ha puntualizado que las hipotecas presentan un "riesgo moderado", con una morosidad de "sólo" el 2,5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad