Embargan las cuentas de Ros Roca por un litigio con Closa

31 de marzo de 2010 (18:39 CET)

Cruce de demandas y querellas criminales entre la consultora Closa Corporate Finance Advisors y Ros Roca Group. La firma de fusiones y adquisiciones ha ganado en primera instancia una demanda contra la sociedad hólding del grupo familiar leridano, a quien acusa de no haberle pagado los honorarios del asesoramiento para la compra de la compañía italiana OMB.

Igualmente, Ros Roca ha presentado una querella criminal contra el presidente de Closa, Josep Maria Romances, por estafa, administración abusiva, apropiación indebida y revelación de secretos de empresa. La demanda la ha admitido el juzgado de Cervera (Segarra) y resta pendiente de resolución.

La sentencia ganada por Closa se emitió 1 de julio de 2009 por el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Lleida. La sentencia estimó la reclamación por “incumplimiento contractual” formulada por Closa y condenó a Ros Roca Group a pagar a la consultora 2,5 millones de euros más los intereses y las costas del juicio, lo que suma un importe total de 3,58 millones.

Ros Roca ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Lleida, pero esto no ha impedido que el juez Eduardo Enrech haya solicitado la ejecución de la sentencia y haya procedido a embargar las cuentas de Ros Roca Group. Según ha podido saber Expansión, el pasado mes de febrero el juzgado emitió cinco órdenes “para retener los saldos positivos” de esta sociedad en Caixa Catalunya, Banesto, Caixa Penedès, BBVA e ING Direct. Sin embargo, estas entidades han respondido al juez que los saldos bancarios son insuficientes para cubrir el importe total del embargo.

Ros Roca, que facturó 600 millones en 2009, ha argumentado que Ros Roca Group es una sociedad instrumental tenedora de las acciones de las distintas sociedades del hólding, por lo que sus cuentas no están dotadas habitualmente de elevada liquidez.

Ante esta situación, Closa tiene previsto pedir al juez el embargo de parte de las acciones que Ros Roca Group tiene en Ros Roca Environment, filial en la que el grupo inversor March tomó el 20% del capital. Por su parte, el grupo que preside Ramon Roca ha ofrecido al juez la opción de depositar un aval bancario hasta que la sentencia sea firme.

Discrepancias

El litigio legal entre Closa y Ros Roca Group data de 2007, cuando la consultora intermedió en la compra de OMB, grupo italiano especializado en sistemas de recogida de basuras. Ros Roca compró una participación del 18% en el capital de su competidor, pero nunca llegó a controlar el 100%, ya que OMB suspendió pagos y posteriormente entró en liquidación. Según Ros Roca, al no haberse completado nunca la compra del grupo, no procede pagar íntegramente los honorarios y la comisión que le reclama Closa.

El juez entiende que el contrato “está perfeccionado entre las partes” y que no existe “ningún incumplimiento por parte de Closa”, por lo que considera que “deben pagarse los honorarios pactados”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad