Enate arrastrada al concurso de acreedores por el fiasco del ladrillo

stop

Sin título

29 de diciembre de 2009 (17:02 CET)

"Fruto de la crisis financiera del grupo Nozar, los administradores de la compañía Viñedos y Crianzas del Alto Aragón se han visto en la obligación de solicitar la protección legal del concurso de acreedores como mejor forma para defender los intereses de proveedores, acreedores, trabajadores y de la propia compañía", informaron fuentes de la bodega.

La compañía bodeguera se ha visto arrastrada por la situación económica del grupo constructor Nozar, en situación de concurso voluntario de acreedores desde el pasado 11 de septiembre, cuando se declaró insolvente con un pasivo de unos 700 millones de euros, tras no alcanzar un acuerdo con sus bancos y acreedores para negociar una reestructuración de su deuda y obtener financiación por 70 millones. Nozar era el propietario de la bodega aragonesa.

No obstante, la bodega oscense, propietaria de unas 500 hectáreas de viñedo, aseguró que mantiene su actividad y gestión y confió en poder gestionar el concurso "con relativa rapidez". "La calidad de sus productos, la fortaleza de su marca, sus trabajadores, distribuidores y clientes garantizan que Viñedos y Crianzas del Alto Aragón saldrá reforzada del concurso", resaltó la empresa.

Apoyo de los trabajadores

Por su parte, el comité de empresa expresó su apoyo a la solicitud por parte de los administradores de Viñedos y Crianzas del Alto Aragón de protección legal del concurso voluntario de acreedores y respaldó las gestiones encaminadas "a la defensa de los intereses de los distintos agentes implicados, y muy especialmente de la propia empresa y de los trabajadores".

Igualmente, los trabajadores demandaron "sensibilidad" desde las administraciones y las entidades crediticias para resolver una solución que "perpetúe la condición líder de Bodega Enate y la seguridad de sus puestos de trabajo".
Asimismo, el comité solicitó el mantenimiento de la actividad de la empresa como fórmula para el sostenimiento de los empleos y rechazó cualquier tipo de injerencia que sea perjudicial para los intereses tanto de la empresa como de sus empleados.

"El comité de empresa, en representación de los trabajadores, desea la mejor evolución para todo el grupo y que cualquier avatar del mismo afecte en la menor medida posible a Viñedos y Crianzas del Alto Aragón y a sus trabajadores", resaltó en un comunicado.

Finalmente, agradeció la voluntad de la empresa de mantenerle informado continuamente, lo que "sin duda redundará en la posibilidad de vigilancia de todo el proceso".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad