Endesa gana un 55% menos en el tercer trimestre

stop

03 de noviembre de 2009 (12:41 CET)

Endesa ha presentado este martes sus resultados correspondientes al tercer trimestre y no son especialmente buenos. La mayor eléctrica española obtuvo un beneficio neto de 3.048 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 55% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido a la disminución de los ingresos atípicos.

No obstante, si se excluye esta partida, esto es, si se descuentan el resultado extraordinario generado en el primer semestre de 2008 por los activos vendidos a E.ON y la plusvalía de esta desinversión (4.872 millones), además de los ingresos por la venta de activos a Acciona por 1.001 millones de euros en 2009, el beneficio creció un 5,15% en términos homogéneos.

Entre enero y septiembre, el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 4.301 millones, un 2,4% más. Esta variable aumentó menos que el Ebitda porque no incluye 251 millones de amortizaciones, de los que 43 millones corresponden a los activos renovables que finalmente no fueron traspasados a Acciona.

El grupo destaca el aumento en un 4,3% de la contribución de España a su negocio, así como la aplicación de una política de rigor, eficiencia y búsqueda de sinergias con Enel. Pese a que los costes variables aumentaron en un 5,5%, las sinergias logradas se situaron en 326 millones y equivalen al 75% del objetivo de 2009.

Los principales ahorros del grupo se lograron en distribución, de 123 millones, y en mejores prácticas en generación y combustibles, de 106 millones. El resto de las sinergias se consiguieron en sistemas, estructuras y servicios generales, entre otras áreas.

El porcentaje de participación de ENDESA en los mercados eléctricos españoles sigue siendo superior al del resto de compañías. En generación en régimen ordinario, dispone de una cuota del 30,2%, mientras que en las ventas totales a clientes finales tiene un 42% del mercado.

A 30 de septiembre de 2009, la deuda neta de Endesa se situó en 19.318 millones de euros, con un aumento del 5.315 millones respecto a la existente a 31 de diciembre de 2008. El incremento de la deuda se debe al pago de 6.243 millones en dividendos con las plusvalías de la venta de activos a E.ON.

La compañía tiene acumulado un derecho de cobro de 6.172 millones por diversas partidas reconocidas en la regulación española de los que 4.145 millones corresponden al déficit de tarifa y 2.027 millones a las compensaciones de sobrecostes de generación extrapeninsular.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad