España acumula 1,2 millones de viviendas nuevas por vender

stop

Sin título

06 de marzo de 2010 (09:32 CET)

Aunque en los tres últimos meses del año pasado, las compraventas de vivienda en España crecieron por primera vez en tres años y se vendieron 130.000 inmuebles, quienes crean que el mercado inmobiliario se está empezando a recuperar después del estallido de la burbuja se equivocan, y mucho. Nuestro país acumula aproximadamente 1,2 millones de pisos y casas esperando compradores y la cifra, lejos de menguar, crece día a día gracias a la finalización de las obras iniciadas antes de que el boom terminara.

Las cifras son contundentes y no dejan lugar a dudas: se ponen a la venta más casas de las que se están comprando. Según explicó el viernes en el programa La Plaça el profesor del departamento de Economía de la UPF José García Montalvo, en lo que llevamos de año se han concedido unos 400.000 certificados de fin de obra, los que corresponden a las viviendas que se empezaron a construir en el año 2007, el último en el que la construcción fue el sector rey del PIB.

Si se tiene en cuenta que entre enero y febrero se han vendido sólo 110.000 inmuebles, no hace falta calcular mucho para ver que, que en sólo dos meses, el mercado inmobiliario español ha acumulado otras 244.000 viviendas nuevas por vender a su ya enorme stock.

Y, si a este cuarto de millón se le añaden las viviendas por vender que acumulaba nuestro país a finales de 2008, aproximadamente un millón, el resultado es que España acumula unos 1,2 millones de inmuebles a la espera de un posible comprador. La conclusión más inmediata que se infiere de estas cifras es que los precios de los pisos y las casas tiene que seguir bajando porque la oferta es todavía muy superior a una demanda, que por otra parte se ha frenado por la falta de crédito y el aumento del paro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad