España afronta su recuperación económica a ritmo lento, según la OCDE

stop

El organismo internacional mejora sus previsiones

Sin título

19 de noviembre de 2009 (12:57 CET)

La economía española mejora sus expectativas, aunque dentro del panorama sombrío en que se mueve. Lo constata la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ha revisado al alza sus expectativas de crecimiento para España en 2009 y 2010, cuando sufrirá una contracción del 3,6% y del 0,3% respectivamente, en contraste con la anterior proyección del organismo, que estimaba en junio un retroceso del 4,25% este año y del 0,9% el año próximo, mientras que para 2011, la institución pronostica un crecimiento del PIB del 0,9%, la tasa más débil entre los países de la OCDE.

   De este modo, los pronósticos de la organización que agrupa a los países más desarrollados, anunciados este jueves en París en la presentación de la última edición del informe de 'Perspectivas económicas de la OCDE', coinciden con las últimas proyecciones del Gobierno y superan las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que augura una contracción del PIB del 3,8% en 2009 y del 0,7% en 2010.
   No obstante, la organización internacional advierte de que la destrucción de empleo continúa siendo significativa, aunque su impacto sobre la tasa de paro se ha visto compensado por el descenso en la inmigración y la estabilización de la incorporación de la mujer al mercado laboral.

   De este modo, la OCDE pronostica que la tasa de desempleo en España cerrará 2009 en el 18,1% y aumentará hasta el 19,3% el próximo año, para registrar una moderada recuperación en 2011, para cuando augura una tasa de paro del 19%, aunque advierte de que el empleo podría verse negativamente afectado en el caso de que la recuperación del comercio internacional sea más débil de lo previsto.

   Las perspectivas de la organización internacional destacan el "ritmo lento" de la recuperación de la economía española, que registrará tasas positivas de crecimiento a lo largo de 2010 y ganará fuerza en 2011, debido al impacto negativo del elevado endeudamiento de los hogares y empresas, así como por las dificultades del sector de la construcción, lo que mantendrá el desempleo elevado, pudiendo marcar un máximo próximo al 20% en el transcurso de 2010 para moderarse posteriormente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad