España cae del quinto al sexto puesto del turismo mundial

stop

Sin título

25 de junio de 2009 (18:50 CET)

El sector turístico, uno de los pilares de la economía española, pierde competitividad. Así lo afirma un trabajo del World Economic Forum. Según el ránking que este organismo internacional con sede en Ginebra elabora anualmente, España ha cedido un puesto en el listado mundial de competitividad en el ámbito turístico respecto al año pasado. Ahora ocupa la sexta plaza detrás de Suiza, Austria, Alemania, Francia y Canadá.

En la presentación del informe, en la sede de la escuela de negocios ESADE, la co-editora del estudio y economista sénior del Foro Económico Mundial, Irene Mia, ha destacado como aspectos negativos del sector turístico español la poca competitividad de los precios, el nivel de seguridad y las normativas que regulan el sector.

Por su parte, los aspectos más competitivos del sector son los recursos culturales y las infraestructuras turísticas de España. El informe analiza los factores que facilitan el desarrollo del turismo en 133 países, mediante diferentes encuestas, en las que se evalúan los países en tres distintas categorías.
Las tres categorías de análisis son el marco regulatorio del sector -por ejemplo si hay restricciones de inversión extranjera-; el ambiente de negocio e infraestructura del sector -la calidad de las infraestructuras turísticas-; y los recursos culturales, naturales y humanos del sector.

En la clasificación de competitividad turística del año 2009, las tres primeras plazas no variaron respecto al año anterior: Suiza, Austria y Alemania siguen siendo los países más competitivos.
Los avances más significativos del ránking han sido los de Francia, que ha pasado de ocupar la décima posición en 2008 a la cuarta en 2009, y de Canadá, que ocupaba la novena en 2008 y la quinta este año.
Tras España, que se encuentra en el sexto puesto, se encuentran Suecia, Estados Unidos, Australia -que ha bajado de la cuarta posición a la novena- y Singapur, que ocupa la décima posición.

Calidad del servicio
Irene Mia, da un toque de atención a la reducción del nivel de calidad del turismo en general “el turismo de bajo precio relacionado con el bajo servicio es un problema grave para el crecimiento sostenible del país”, afirma.
Concretamente y relacionado con el caso español, el estudio afirma: “España ntiene mucho potencial para innovar pero no sabemos como hacerlo”. Una forma sería aplicar mejores política de recursos humanos”, con un sistema de educación de calidad y de formación especializada”, como aplica Suiza.

En lo referente al turismo de sol y playa, asegura el informe que “España podría explicar más sus recursos culturales y que en esta materia existe un largo recorrido de crecimiento. En este sentido afirma que “el concepto de sol y playa no está reñido con la cultura”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad