España coloca deuda al 7%, el mayor interés desde 1997

stop

3.562 MILLONES A 10 AÑOS

Salgado, durante una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa

17 de noviembre de 2011 (11:25 CET)

El Tesoro Público ha conseguido colocar 3.562 millones de euros en obligaciones a 10 años, aunque se ha visto obligado a subir el interés al nivel más alto desde el año 1997, por encima del 7%, ante la presión de los mercados.

Para encontrar una rentabilidad superior al 7% hay que remontarse 14 años atrás, cuando el Tesoro colocó obligaciones a 10 años con un interés del 7,26%. Con la subida de tipos, el organismo dirigido por Soledad Núñez ha conseguido situarse en la parte media del rango, ya que esperaba captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros. La demanda ha superado los 5.500 millones.

El Tesoro ha colocado deuda con un cupón del 5,85% y vencimiento a 31 de enero de 2022. Sin embargo, ha elevado el interés desde el 5,453% de la emisión del pasado octubre al 7,088% actual. En la última subasta, colocó 1.787,62 millones en obligaciones a diez años, aunque pudo rebajar el interés a pesar de que la emisión coincidió con la última rebaja de calificación de Moody's.

Sin embargo, las tensiones han crecido mucho desde entonces y los mercados siguen apuntando a España, que esta semana ya tuvo que elevar a niveles máximos la rentabilidad de las letras a 12 y 18 meses en la subasta del martes para colocar la cantidad prevista.

La prima de riesgo española toca los 500 puntos

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes ha llegado al nivel que condujo al rescate de otros países de Europa. Tras conocerse los resultados de la subasta, el diferencial entre los bonos españoles y el bund escalaba hasta un récord de 500 puntos, con un rendimiento del 6,762%, frente al nivel de 466,9 puntos básicos de la apertura.

Por otra parte, la prima de riesgo de Francia ha llegado a superar por primera vez en la historia los 200 puntos básicos por el contagio de la crisis de deuda, según los datos de los mercados secundarios. En el caso de los bonos italianos, el diferencial se relajaba y llegaba a los 529,9 puntos básicos, con un interés del 7,082%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad