España exhibe un superávit con el exterior de 82,2 millones

stop

COYUNTURA ECONÓMICA

30 de septiembre de 2013 (11:10 CET)

El cambio comienza a ser total, debido a factores diversos, no todos positivos, pero el hecho es que España puede exhibir un superávit con el exterior que se consideraba imposible de conseguir. Y es que la balanza por cuenta corriente, --la que recoge las operaciones reales, como el comercio de bienes y servicios, y rentas que se producen entre los residentes de un país y el exterior en un plazo concreto de tiempo-- ha presentado un superávit 82,2 millones de euros en los siete primeros meses de este año, hasta julio.

El dato, por sí solo, no explica lo que ha ocurrido en España. Hay que compararlo con lo que sucedió en el mismo periodo del año pasado. Entonces, España tenía un déficit de 16.148,6 millones de euros, según ha informado el Banco de España.
Ahora se trata del segundo superávit consecutivo tras el registrado al cierre del primer semestre. Entonces, sin embargo, el superávit registrado fue muy superior y alcanzó los 1.357,7 millones de euros.

La evolución se explica por la "notable" corrección del déficit comercial y a la mejora de los saldos de rentas y de servicios, frente a un mayor déficit de la balanza de transferencias corrientes.

Capacidad de financiación

El déficit de la balanza comercial se ha corregido de forma clara. En concreto, se situó hasta julio en 2.882,2 millones de euros, un 82,8% menos que en el mismo periodo de 2012, con las exportaciones creciendo al 6,9% y las importaciones bajando al 3,1%.

El Banco de España constata que la reducción del déficit comercial se debe a la “apreciable” ampliación del superávit no energético y, en menor medida, por la propia disminución del déficit energético, teniendo en cuenta la dependencia enorme de España en energía.

Pero de todo ello surge un dato elocuente y que España tiene una capacidad de financiación importante desde los últimos meses. La economía española experimentó hasta julio una capacidad de financiación por importe de 4.487,6 millones de euros, en contraste con la necesidad de financiación de 13.673,2 millones contabilizada en igual periodo de 2012.
Son datos positivos, aunque de todo ello todavía no se pueda beneficiar el conjunto de la población española, con una posible reducción del paro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad