España, la última en Europa en la venta individual de derechos del fútbol

stop

Prevén recortar gastos y limitar ingresos a los jugadores

03 de abril de 2010 (12:47 CET)

España tiene ante si un reto importante: conseguir sanear las finanzas de los clubes de fútbol, que sufren un endeudamiento sin precedentes. Para ello se trataría de cambiar el actual estatus en que las ventas de derechos televisivos se realizan individualmente para conseguir realizar estos pactos de forma colectiva. Todo ello sin molestar al Barcelona y el Madrid, que son los que más sacan con el actual modelo.

Así pues, después de que Italia comience la próxima temporada con la venta colectiva de los derechos de televisión, España se convertirá en el último país europeo en permitir a los clubes vender esos derechos individualmente. Según explica el presidente de la Liga de Fútbol Española, José Luis Astiazarán, al diario británico Financial Times. Según este dirigente, ya han comenzado las conversaciones con los clubes de la Liga para avanzar hacia un modelo colectivo, pero "hay que comprender las distintas filosofías de los clubes. Es difícil dar con un modelo con el que estén todos de acuerdo", afirma.

Se debe tener en cuenta que para evitar la debacle económica, la Liga española está trabajando para introducir un sistema autorregulado que fijaría un tope equivalente al 70 por ciento de los ingresos del club para el dinero gastado en salarios, traspasos y honorarios a los agentes.

La limitación de los gastos y el incremento de los ingresos fruto de la negociación colectiva de los derechos servirá para a largo plazo equilibrar la economía de los clubes. El nuevo sistema cumplirá, según Astiazarán, las nuevas reglas de "juego limpio" financiero de la UEFA, que entrarán en vigor la próxima temporada. La Liga está en conversaciones con el Gobierno español para que incorpore el sistema en una nueva ley para los deportes profesionales, explica Astiazarán, quien agrega: "Pero queremos ser nosotros quienes controlemos su aplicación".

En teoría, el valor de los derechos de televisión podría aumentar si se procediese a aplicar un modelo colectivo, pero "hay que tener en cuenta la tradición del fútbol español". El Barcelona y el Real Madrid prefieren los llamados "pagos de solidaridad", subsidios para apoyar a los clubes que pierden los ingresos de TV por haberse visto relegados, a un acuerdo colectivo. "Los grandes clubes no tiene problemas, pero algunos de tipo mediano o pequeño invierten más de lo que se pueden permitir", explica Astiazarán.

Sin unanimidad


Pero es que entre el Barça y el Real Madrid tampoco hay unanimidad. El primero apuesta por mantener el actual sistema de negociación individual con las empresas que controlan el mercado televisivo, básicamente Mediapro. Por su parte, el club que preside Florentino Pérez apuesta, sin estridencias por un modelo de contratación colectiva en la que como organización puntera sus intereses también quedarían bien defendidos y se evitaría de paso una situación de insolvencia que podría en peligro la propia existencia de las competiciones.

En el Barça, pero no hay unanimidad, el grupo que capitanea Sandro Rosell, un serio aspirante a la presidencia, estaría en la tesis de Florentino Pérez: un modelo quizás a corto plazo menos rentable, pero sostenible a largo. Por su parte, la candidatura continuista de Laporta mantendría el esquema actual, lo que se relacionaría también con la vinculación que entre este grupo y Mediapro, lo que se habría visualizado en el nombramiento de un íntimo de Roures: Johan Cruyff, como presidente honorario del club a pocos meses de las elecciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad