España permanece en el club de los países que se financian gratis

stop

Financiación del Estado

en Barcelona, 07 de mayo de 2015 (11:38 CET)

Los inversores pagarán por tener deuda española a cinco años. Es la primera vez en la historia que los bonos a cinco años, de los que se han emitido 885,02 millones de euros, se colocan a interés negativo: -0,25%.

La emisión está ligada a la evolución de la inflación europea (en marzo fue de -0,1%), lo que supone que podría llegar a dar rendimientos positivos. A cambio, el Tesoro ha tenido que elevar la rentabilidad de las emisiones a tres y diez años.

La primera vez en bonos a cinco años

No es la primera vez que España coloca deuda con intereses negativos, aunque sí la primera que lo logra con bonos a tan largo plazo, ya que hasta ahora había conseguido que los inversores pagaran por sus letras a tres y seis meses.

Por eso, y pese a que se trata de una cantidad menor en comparación con el total adjudicado hoy, el hecho de que España no haya abandonado el selecto club de países que se financia gratis, es decir, a los que los inversores pagan por comprar su deuda, es muy significativo.

Entre ellos están Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia y Holanda.

Subidas en otros plazos

De los 4.463,6 millones de euros adjudicados hoy, 2.396,54 han salido a tres años con un interés marginal del 0,209%, superior al 0,156 % precedente, y otros 1.182,10 millones de euros a diez años con una rentabilidad del 1,893%, también por encima del 1,289% de la subasta precedente y en línea con la cotización de la deuda de este plazo en el mercado secundario.

Aunque a cinco años se han colocado apenas 885,02 millones de euros, el Tesoro ha logrado por primera vez desde que existen registros adjudicar deuda a tan largo plazo con rentabilidad negativa, del 0,25%; en la anterior puja, se colocó al 0,549%.

La demanda duplica la oferta

La demanda de las entidades ha alcanzado 9.607 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe adjudicado, ha sido de 2,1 veces.

Los analistas consultados por EFE esperaban repuntes en el interés de la emisión de hoy, lógicos por las tensiones que vive el mercado secundario de deuda ante la incapacidad de Grecia de alcanzar un acuerdo con sus acreedores y la posibilidad de que el país abandone la zona del euro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad