España sigue importando trabajadores pese a los 5,4 millones de parados

stop

El Gobierno firma acuerdos con México y Perú para traer mano de obra cualificada para los 70.000 puestos de trabajo que no se pueden cubrir con trabajadores españoles

29 de octubre de 2014 (02:00 CET)

España tiene más de 5,4 millones de parados, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) pero las empresas afrontan enormes dificultades para encontrar trabajadores altamente cualificados en áreas como informática y sistemas de información y energía eólica. El Gobierno ha dado mayor agilidad a las empresas para contratar personal cualificado en el exterior a través de dos convenios de “movilidad de talento” con México y Perú.

Los acuerdos permiten facilitar los trámites de visados sólo para trabajadores altamente especializados e inversores, dos áreas en las que España tiene necesidades especiales. Las empresas españolas acumulan más de 70.000 vacantes sin cubrir. A pesar de completar hasta cinco rondas de entrevistas, hay compañías que siguen sin llenar las vacantes. Y muchas de ellas se ven obligadas a afrontar un proceso de importación de talento.

Perfiles tecnológicos

“Hay una alta demanda que no se puede cubrir con perfiles especializados en tecnologías de información. Es un área donde muchas empresas optan por traer el talento de otros países”, explica Jaume Gurt, director general de Infojobs España. “Creo que es absurdo que haya trabas para atraer el talento porque hoy puedes montar un negocio desde Singapur y trabajar para España sin necesidad de visado”, añade.

El número de vacantes por cubrir se mantiene casi estable, al margen de la coyuntura económica. “En los años de crisis económica más profunda, el nivel de plazas vacantes de puestos muy especializado era aún mayor”, explican los consultores de Randstad.

La conquista a la inversa

El Gobierno de Mariano Rajoy también quiere atraer a España no sólo trabajadores cualificados que buscan mejorar su calidad de vida, sino también a inversores y empresarios incentivados por los precios bajos que han alcanzado buena parte de las empresas españolas. Y las cifras están reflejando un aterrizaje intenso de profesionales y de capital.

La inversión de México en España el año pasado superó a la de las empresas españolas en México. Los inversores de ese país dejaron 486 millones de euros en España, 24 millones más de lo que España invirtió en ese país norteamericano.

Nuevo mercado


España ya había firmado en 2008 un convenio bilateral para incentivar la contratación de trabajadores mexicanos en empresas españolas. Pero era otra época. Las compañías españolas necesitaban mano de obra barata y hoy tienen necesidades precisamente en el eslabón contrario: el personal cualificado.

Además de los convenios, la Unión Europea ha aprobado el ingreso de Perú y Colombia a los países que no requieren visado en el territorio Schengen, un convenio que entrará en vigor a partir de 2015 y que facilitará la entrada de turistas colombianos y peruanos a toda Europa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad