ESSA Palau presenta un ERE para suprimir 223 empleos

Sin título

03 de julio de 2009 (17:03 CET)

El descenso del consumo sigue castigando las empresas del sector del automóvil a las que aún no ha llegado la mejora de las ventas que ha empezado a despuntar. Estampaciones Sabadell SA, una industria dedicada a la producción y suministro de piezas de carrocería ha comunicado la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 223 trabajadores de la planta de Palau Solità i Plegamans, lo que supone la extinción de contratos de casi la mitad de la plantilla formada por 553 trabajadores.

Según la empresa, que ya ha presentado el ERE ante el Departamento de Trabajo de la Generalitat, la aplicación de esta medida responde a la "absoluta necesidad" de ajustar la producción a la caída de la demanda para salvar el mayor número de empleos y garantizar el futuro de la planta.

Se da la circunstancia de que ESSA está aplicando actualmente un ERE temporal que finalizará el 30 de noviembre y que afecta a 280 operarios. Sin embargo, este expediente de suspensión "no ha sido suficiente" para hacer frente a la crisis que vive el sector de la automoción en España, han indicado desde la empresa.

"La compañía está sufriendo directamente los enormes ajustes del sector, como es el caso de los recortes de producción de vehículos industriales. Todo ello ha llevado a unas bajadas sustanciales de ventas con respecto al mismo período del año 2008", ha explicado la empresa. ESSA Palau acordó hace unos meses un plan social con el comité de empresa, basado principalmente en prejubilaciones y bajas incentivadas, aunque también ofreció a los trabajadores la opción de dejar la compañía durante un período de dos años para reincorporarse posteriormente a la misma.

La firma, perteneciente al Grupo Estampaciones Sabadell, afirma que el objetivo de este expediente es "garantizar el futuro de la compañía y proteger el mayor número de puestos de trabajo durante un período económico complicado", que estima que durará unos dos años.

Los sindicatos presentes en la factoría, CCOO y UGT, ya han manifestado su oposición a la medida anunciada por la empresa y han decidido que se pondrán de acuerdo para dar una respuesta unitaria a este anuncio. Según UGT, “existen otras formulas para resolver la situación coyuntural que vive la empresa”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad