Este jueves se publican los terceros tests de estrés en año y medio

stop

SISTEMA FINANCIERO

Vista exterior de la sede central del banco Dexia, en Bruselas, Bélgica

07 de diciembre de 2011 (17:53 CET)

Las terceras pruebas de solvencia a la banca europea desde que se inició la crisis se publicarán este jueves 8 de diciembre, día festivo en países como España o Italia. La Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) dará a conocer a partir de las 18.00 horas las recomendaciones formales y los resultados definitivos agregados de los ejercicios de recapitalización a los que sometió a los principales bancos del Viejo Continente.

"Ese mismo día, los bancos publicarán sus resultados individuales en sus respectivas páginas web a las 18.00 horas y los supervisores nacionales los publicarán también entre las 18.01 y las 18.30 horas", ha precisado la EBA.

El pasado 26 de octubre el supervisor bancario europeo cifró las necesidades de capital de la banca europea en 106.400 millones adicionales para cumplir con un umbral mínimo de capital de máxima calidad del 9%, de los que 26.161 millones corresponderían a entidades españolas, aunque desde el Gobierno se redujo el importe de estas necesidades al entorno de 17.000 millones de euros una vez que se admitan como capital de calidad los bonos convertibles.

Errores en las anteriores

Esta no es la primera vez que la autoridad bancaria europea, con sede en Londres, realiza pruebas de solvencia a la banca europea. Desde que se inició la crisis y la fiabilidad de la banca empezó a ponerse en entredicho, será la cuarta vez que se establcen las necesidades de capital de las distintas entidades que componen el sistema financiero del continente.

Las primeras que se hicieron, en julio de 2010, fueron muy criticadas ya que en ellas aprobaron con nota los bancos irlandeses que, apenas cuatro meses después, hicieron público un agujero de aproximadamente 100.000 millones que arrastró a Dublín a tener que solicitar la ayuda del FMI y la Unión Europea. En julio de este mismo año volvieron a repetirse las pruebas endureciendo las condiciones de core capital (capital principal o de máxima calidad) que se solicitaban. De nuevo las pasaron bancos que al muy poco tiempo arrojaron problemas, como el caso de Dexia, que hubo de ser rescatado por las autoridades de Francia, Bélgica y Luxemburgo. Otros sobre los que también hay dudas, como los franceses BNP Paribas o Société Générale, impregnados de deuda periférica, también aprobaron con holgura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad