Europa y España caerán en recesión si persiste la alta tensión financiera

stop

ESTUDIO DEL BBVA

FG

08 de noviembre de 2011 (13:54 CET)

La economía española y la europea entrarán en contracción este trimestre si los gobiernos no solucionan de forma urgente la crisis derivada de la deuda soberana y la incertidumbre creciente que siembra en los agentes económicos.

La recaída se iniciará este trimestre y se podría prolongar a lo largo del 2012 y convertir en ecesión si no se corta de raíz el problema, según ha explicado el director del servicio de estudios del BBVA, Jorge Sicilia. Este escenario de máximos en la tensión financiera soportada por el sistema restaría dos puntos porcentuales de crecimiento a Europa, lo que supondría de hecho su entrada en recesión.

Para BBVA, la crisis europea se ha convertido en sistémica y global y para evitar peores consecuencias es vital que los países europeos resuelvan de una vez las incertidumbres que quedan pendientes sobre todo en lo relativo al funcionamiento y dotación del fondo de rescate reforzado y al esquema definitivo de la quita del 50% sobre la deuda griega.

Si persisten las dudas se extenderá la crisis a nuevas zonas de Europa y del mundo y el viejo continente registrará crecimiento negativo en el cuarto trimestre de este año y habrá recesión en 2012.

En el caso de España, ocurriría algo parecido, aunque con altibajos de crecimiento y decrecimiento en función del periodo del año. A la espera de esas decisiones urgentes, el último informe del BBVA no modifica de momento sus previsiones de crecimiento para 2011 y 2012 para España, que se sitúan en el 0,8% y 1%, respectivamente.

El crecimiento que estima el servicio de estudios del banco para Catalunya es del 0,8% tanto en 2011 como en 2012, lejos del crecimiento estimado para Madrid, que cifra en el 1,3% y el 1,4% para cada ejercicio. La razón básica que explica el menor crecimiento catalán sobre la media del país, según este informe, es el impacto de la deuda de la Generalitat.

Empeora las previsiones de paro para 2011 en seis décimas, pasando del 20,9% al 21,5% y en más de un punto porcentual para 2012, desde el 20,9% hasta el 22,1%.

Más pesimista que el Gobierno


La visión es más pesimista que la del Gobierno en cuanto a la evolución del paro del conjunto del país. Así, el Ejecutivo espera una tasa de paro del 19,8% y del 18,5%, respectivamente. Además, el BBVA prevé que España incumpla la previsión de déficit para este año, con un saldo negativo del 6,5%, y que vuelva a la senda marcada en 2012, con un desequilibrio del 4,4%.

Respecto a la situación de la banca, el servicio de estudios de la entidad prevé dotaciones adicionales del sector por deterioro del balance de 60.000 millones de euros en el escenario base, es decir con un crecimiento del PIB del 1%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad