Expansión especula con la marcha de Brufau de Repsol

Adolf Todó, director general de CatalunyaCaixa

13 de enero de 2010 (10:57 CET)

Sacyr y La Caixa, los dos mayores accionistas de Repsol, han empezado a sopesar si es conveniente o no la permanencia de Antoni Brufau como presidente ejecutivo de la compañía de Repsol, según publica el diario económico Expansión. Dicho rotativo especula con que se esté a punto de iniciar un proceso ordenado de sustitución, para evitar tensiones y desgaste en la sociedad, y siempre garantizando el control nacional del grupo energético.

En los últimos meses el grupo constructor Sacyr ha mostrado un indisimulado distanciamiento del equipo de Brufau, mientras que La Caixa intenta ser el fiel de la balanza, aunque también se habla de un alejamiento con el socio de Repsol en Argentina: el grupo Ezkenazi.

Sacyr, con el 20%, es desde octubre de 2006 el primer accionista de Repsol. La Caixa, un accionista histórico, controla a través de Criteria, su hólding de participadas, el 12,7% (un 9,3% de forma directa, y otro 3,4% a través de Repinves, sociedad compartida con Caixa Catalunya). Petróleos Mexicanos (Pemex) es el otro gran accionista con un 5%.

Plan estratégico
La tensión en la energética, según Expansión se disparó después del pasado verano. Brufau comunicó al consejo que, a causa de la crisis y la caída del precio del crudo, los resultados de la petrolera se iban a ver muy tocados lo que obligaba a revisar a la baja los parámetros fundamentales del plan estratégico 2008-2012 en la parte de retribución a los accionistas.

Brufau, no obstante, mantuvo intacto el ambicioso plan de crecimiento del grupo, con inversiones de 33.000 millones, mientras se frenaban las desinversiones también previstas en activos no estratégicos. Brufau llegó a plantear un recorte del 20% en el dividendo con cargo a 2009, mientras persistía mantenía sin cambios el plan inversor.
La polémica del dividendo quedó en empate en el consejo de administración de noviembre. Se aprobó sólo el dividendo a cuenta, con un recorte del 19%, y se dejó la aprobación del complementario para más tarde. Con su idea de recortar el dividendo, Brufau no sólo ha ido contracorriente del mercado (otras energéticas en España, e incluso grandes petroleras internacionales, lo están manteniendo, o subiendo).

También ha tomado una dirección diferente al esfuerzo de grupos como Criteria, su propio accionista, que ha anunciado que en 2010 “mantendrá como mínimo su dividendo y estudiará un posible incremento”.

Ha habido movimientos de la dirección de Repsol en los que los accionistas han echado, dice Expansión, en falta una información puntual. Por ejemplo, en el proceso de desinversión de parte de YPF. Los accionistas se enteraron por terceros de que Repsol había rechazado una oferta vinculante del grupo chino CNPC por YPF.

Brufau llegó a la presidencia de Repsol en octubre 2004 de la mano de La Caixa, por entonces primer accionista. Había sido uno de los directores generales de La Caixa y, técnicamente, mantuvo la condición de excedencia dentro de la entidad cuando asumió las riendas de Repsol, hasta que se desvinculó totalmente de la caja hace dos años..
En el mercado hay una opinión muy extendida de que Luis del Rivero, presidente de Sacyr, valora ocupar la presidencia de Repsol, empresa en la que entró tras una inversión de 6.000 millones.

Pacto
Se están barajando los pros y los contras de que sea Del Rivero el sustituto de Brufau, o se busque otra fórmula menos comprometida, como la de establecer un presidente de consenso, vinculado o no a Sacyr, con un consejero delegado, también de consenso, de procedencia interna de Repsol o externo.

Un posible candidato a la presidencia de Repsol es Demetrio Carceller, consejero y accionista de Sacyr, presidente de la cervecera Damm y presidente de Disa, competidor de Repsol. Brufau mantiene una estrecha relación con Carceller.

Hasta hace relativamente pocos meses, la actitud de Sacyr hacia la gestión de la petrolera era de entendimiento. Sacyr apoyó plenamente al equipo de gestión en decisiones como el diseño del Plan Estratégico 2008-2012, aprobado en febrero de 2008; la entrada del grupo Petersen (Ezkenazi) en YPF, realizada por aquella época; y la compra, en julio del pasado año, de Unión Fenosa por Gas Natural, en la que Repsol, que tiene el 30% de la gasista, tuvo que acudir a una ampliación de capital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad