Fallido intento de robar en el Santander desde Londres

stop

COMPLOT FRUSTRADO

14 de septiembre de 2013 (12:25 CET)

Lo habían intentado, y hubiera sido grave. Cuatro hombres han sido acusados por un supuesto complot para acceder a los ordenadores del banco Santander en Londres con el propósito de robar, y como en las mejores películas de suspense.

La Policía detuvo a once hombres el pasado jueves, entre 23 y 50 años en Hounslow, al suroeste de Londres, mientras que otro, de 34 años, fue detenido en el puente de Vauxhall, en el suroeste de la ciudad.

Fueron interrogados, y, posteriormente, cuatro fueron acusados de conspirar para robar en una sucursal de la entidad en Surrey Quays, en Londres, mientras que los otros ocho fueron puestos en libertad bajo fianza mientras continúan las investigaciones, según informan diferentes medios.

Los cuatro imputados han sido identificados como Lanre Mullins-Abudu, de 25 años; Dean Outram, de 34; Akash Vaghela, de 27, y Asad Ali Qureshi, de 35.

Operación audaz

La policía ha calificado el complot de "audaz", pues los detenidos consiguieron presuntamente colocar un dispositivo en un ordenador, desde donde podían controlar todos los ordenadores de una sucursal del banco en Surrey Quays. Según la Policía Metropolitana de Londres, en la operación participaron agentes de su Unidad del Crimen de esa fuerza.

Un portavoz del banco Santander dijo ayer que la entidad trabaja "muy estrechamente con la Policía y otras autoridades para ayudar a prevenir el fraude". Al parecer, el dispositivo utilizado en el complot lo llevó a la sucursal un falso técnico de mantenimiento, añadió.

El portavoz aclaró que el complot fracasó y que ningún miembro del personal del Santander estuvo implicado. "Gracias a la solidez de nuestros sistemas, hemos impedido el fraude y ayudado a la Policía a encontrar la prueba que necesitaba para efectuar estas detenciones", agregó la fuente.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad