Ferrovial pierde 838 millones por culpa de su filial británica BAA

Sin título

27 de febrero de 2009 (19:38 CET)

Ferrovial registró una pérdida neta de 838 millones de euros en el ejercicio 2008, frente al beneficio de 734 millones de 2007, por el efecto en su filial británica de aeropuertos BAA de una reforma fiscal realizada en Reino Unido.

Esta reforma tiene un impacto negativo de 871 millones de euros en las cuentas del grupo de constructor y de servicios controlado por la familia Del Pino. La modificación consiste en que desaparece en Reino Unido el derecho a amortizar fiscalmente determinados edificios mediante la deducción de un 4% del coste de adquisición durante 25 años.

La entrada en pérdidas de Ferrovial también deriva de la apreciación del euro, de las ventas de activos del ejercicio anterior y de la depreciación de determinados activos inmobiliarios de BAA.

En caso de descontar estos efectos, el grupo constructor y de servicios obtuvo un beneficio neto de 33 millones de euros.

El beneficio bruto de explotación del grupo (Ebitda) de Ferrovial cayó un 10,1% en 2008, hasta los 2.738 millones, en tanto que la cifra de negocio se redujo un 3,4%, hasta los 14.126 millones de euros. Tras eliminar los efectos de tipo de cambio, las ventas arrojan un crecimiento del 6,3% y el Ebitda sube un 4,7%.

No obstante, la referida apreciación del euro, además de la generación de caja del grupo, permitieron a Ferrovial reducir su endeudamiento un 20,3% el pasado año, de forma que cerró el ejercicio en 24.112,5 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad