Fersa quiere entrar en el mercado eólico de USA y Brasil en 2010

stop

Sin título

17 de noviembre de 2009 (18:02 CET)

Fersa, la compañía española especializada en energías renovables piensa implantarse en Brasil y Estados unidos durante el año próximo, según declaró José María Roger Ezpeleta, durante el Dinar Cambra, organizado por la Cambra de Comerç de Barcelona.

Roger explicó en su intervención la estrategia de internacionalización seguida por Fersa, una empresa que empezó siendo meramente financiera y que ahora abarca todos los procesos de la producción de energía desde el planeamiento, a la inversión y a la explotación de los nuevos proyectos. La evolución de esta empresa empezó en el año 2000 con el proyecto de comercializar los llamados bonos verdes, documentos que sirven para comercializar derechos de emisión de CO2 a la atmósfera, hasta el momento actual en que esta compañía tiene en producción molinos de viento que producen en conjunto 17.800 megavatios.

A nivell internacional, la presencia futura de Fersa en Brasil y Estados Unidos servirá para completar el cuarteto de países donde esta sociedad cree que existe una futuro más claro,  tanto para la producción de energías renovables como por la posibilidad de comercializar estas energías a largo plazo, es decir, China, India, y los citados Brasil y Estados Unidos.

Por lo que respecta a España, Roger Ezpeleta se mostró contrario a la idea a que exista una prima específica para ayudar a la producción de energía no contaminante. En este sentido afirmó que producir un megavatio de energía eólica cuesta unos 70 euros, por debajo de lo que los últimos estudios consideran este precio por debajo del que pagan las compañías. No obstante, el presidente de Fersa apostó por buscar mecanismos creativos para financiar la producción de energía renovable, más allá de la tarifa que pagan los usuarios finales. En este sentido puso como ejemplo la experiencia norteamericana que pretende financiar su incipiente sector de energías renovables a partir de la comercialización de bonos con las cantidades equivalentes de CEO2 que no se emiten a la atmósfera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad