Ficht Ratings ratifica la triple A a España y la da como estable

stop

Sin título

03 de agosto de 2009 (16:39 CET)

Nuevo balón de oxígeno para las finanzas públicas españolas. La agencia de calificación de crédito Fitch Ratings ha confirmado la máxima calificación de la deuda a largo plazo de España, situada en AAA, con perspectiva estable. Esta calificación se basa en la buena respuesta dada por las autoridades a la crisis y a la resistencia de las principales entidades del sistema bancario español.

Fitch sigue en este sentido la senda marcada por Moody's, que ya decidió la semana pasada mantener la calificación del riesgo de España. Una nota que, al contrario si que fue rebajada en un escalón por la agencia Standard & Poors.

La confirmación de la calificación con perspectiva estable se debe a “la robusta respuesta de las autoridades a la crisis financiera global, la resistencia de las mayores entidades bancarias con importancia sistémica y los ambiciosos objetivos de consolidación fiscal a medio plazo, incluidos los planteados recortes en el gasto público a partir de 2010”, indicó el analista de Ficht , Andres Klaar.

La calificadora de riesgos destacó que el relativamente bajo nivel de deuda pública previo a la crisis permite que España pueda todavía absorber durante la recesión un “muy sustancioso shock fiscal” manteniéndose menos endeudada que sus principales homólogos europeos con calificación AAA.

Asimismo la agencia cree que el historial de reducción de deuda en España sugiere que las autoridades seguirán un riguroso programa de consolidación fiscal a medio plazo, incluso a pesar de que el objetivo de reducir el déficit por debajo del 3% en 2012 “no sea realista”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad