Ficosa y Comsa Emte se quedan con la planta que Sony deja en Viladecavalls

Sin título

07 de septiembre de 2010 (16:40 CET)

Ficosa y Comsa Emte han firmado este martes con Sony el acuerdo que supone que estas dos empresas catalanas asumirán la capacidad industrial y de investigación que actualmente tiene la multinacional japonesa en la planta de Viladecavalls. La operación se hará efectiva el 1 de enero de 2011, tal como adelantó Economia Digital.

Fruto del acuerdo se crearán dos empresas,una dedicada a producción y la segunda a ingeniería. La sede de dichas sociedades estará en la planta de Sony en Viladecavalls. La firma dedicada a producción será en un 100% de Ficosa, mientras que la que se dedicará a ingeniería estará participada en un 50% por Ficosa y en otro 50% por Comsa Emte.

Las dos empresas absorberán, según han manifestado en un comunicado, “la práctica totalidad” del personal que tiene Sony en la planta, a razón de un 85% en producción y un 15% en la sociedad de ingeniería, investigación y desarrollo.

La empresa dedicada a producción llevaría el nombre, según el comunicado de Newco Manufacturing y la destinada a ingeniería se llamará Newco Engineering. La empresa de manufacturing estará dedicada a la fabricación de productos electrónicos de alto valor añadido para el sector de automoción en los campos de la seguridad y la visión, el confort, las comunicaciones, la movilidad inteligente y el coche eléctrico, así como también productos y aplicaciones de base electrónica para otros sectores, fruto de la actividad de I D y transversalización de tecnología de Ficosa.

En la empresa dedicada a la ingeniería, investigación y desarrollo, Ficosa y Comsa Emte trabajarán en la creación de nuevos productos, que se añaden a los ya existentes en las propias empresas, vinculados a la eficiencia energética, ferrocarril, energías renovables, salud , sistemas de gestión del agua y telecomunicaciones, aprovechando el know how y experiencia de la factoría de Viladecavalls.

Con el objetivo de facilitar la transición, el acuerdo prevé que durante los dos próximos años la nueva compañía todavía fabrique televisores para Sony de forma externalizada, si bien gradualmente irá incorporando los nuevos productos electrónicos de alto valor añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad