Florentino Pérez tendrá que esperar

stop

florentino_perez_172.jpg

06 de abril de 2010 (17:58 CET)

Una de las pocas cosas que se le resisten a Florentino Pérez es su entrada en el sector eléctrico. Pero, parece que, si nada cambia, dentro de un año conseguirá también este objetivo y ACS contará al fin con algún representante en el consejo de administración de Iberdrola, compañía de la que la constructora es la primera accionista, con el 12% del capital.

Y es que finalmente, este martes, en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, el PSOE y CiU han cerrado un acuerdo para sacar adelante la propuesta presentada inicialmente por los socialistas para prohibir los conocidos como “blindajes empresariales” en las sociedades cotizadas, si bien su entrada en vigor se aplazará un año a petición del grupo catalán.

La norma que se modificará en el próximo ejercicio limita el voto de los accionistas de una empresa cotizada a un determinado porcentaje, independientemente de la participación que tengan en la sociedad. En el caso de Iberdrola, Repsol, Banco Popular o Telefonica, este porcentaje se limita al 10 %. Este límite desaparece y los votos serán proporcionales a la representación de cada accionista.

No obstante, habrá que ver si Iberdrola acata tan fácilmente la nueva norma. Hace tiempo que el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, impide que ACS tenga un representante en el consejo de administración, con el argumento de que la empresa de Florentino Pérez también es accionista de Unión Fenosa. Es más, hace unos días, ACS nombró consejero de la eléctrica a José María Loizaga, pero Iberdrola lo destituyó alegando un conflicto de competencia.

Precisamente, la duda más que fundada de que esta reforma se hace para beneficiar a Florentino Pérez en su asalto a Iberdrola ha hecho que ningún otro partido de la Cámara haya dado su apoyo a la eliminación de los blindajes. En este sentido, el portavoz de ERC, Joan Ridao, ha denunciado que no se puede legislar para "resolver problemas individuales de amigos" del Gobierno, en alusión al presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, y de ACS, Florentino Pérez, máxime si este reforma deja a empresas "estratégicas" como Repsol e Iberdrola "a merced de los vaivenes de las inmobiliarias y constructoras. "No nos parece razonable", ha subrayado.

De momento, pues, al presidente de ACS le ha pasado lo mismo que con el Real Madrid con la Champions: tendrá que esperar al año que viene.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad