Foment reclama que se abandone el fundamentalismo sobre el déficit

stop

COYUNTURA ECONÓMICA

Salvador Guillermo y Ramon Adell./EP

12 de mayo de 2014 (13:42 CET)

¿Se debe ser optimista, realista o hay que hacer caso a los 'cenizos' de los que hablaba la pasada semana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy? La patronal Fomento se sitúa en un camino intermedio, pero asegura, con los datos sobre la mesa, que el conjunto de España ya está en una senda de crecimiento, con una coyuntura favorable que la puede llevar a crecer un 1,2% en 2014, y, de forma progresiva, situarse en un 3% de aumento sobre el PIB en 2017.

Foment, sin embargo, ha querido advertir de los riesgos. En su informe de coyuntura, el presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad, Ramon Adell, ha reclamado a los candidatos a las elecciones europeas que tengan presente la situación, y que rechacen ese fundamentalismo del déficit, porque se podría desbaratar todo lo realizado hasta ahora. “Hay que evitar que un exceso de austeridad aborte el débil crecimiento”, ha asegurado.

Alargar los plazos

La patronal catalana no ha cambiado su orientación ideológica. Sigue apostando por recudir ese déficit, por cuadrar los presupuestos, pero considera que el proceso se debe alargar en el tiempo. Y, sin fijarse nuevos calendarios –España debería cumplir con el 3% de déficit en 2016, según las directrices europeas-- lo que se defiende es tener en cuenta las circunstancias de cada país. “Habría que tener la habilidad para darle la cadencia de tiempo lo suficientemente alargada para no frenar la recuperación”, ha afirmado Adell.

Pero, ¿cuál debe ser la apuesta de la Unión Europea, y, por tanto, la de España? La economía española tiene unas características propias. Y para Foment la recuperación pasa por la reforma fiscal, que el Gobierno ultima, aunque podría aplicarse después de las elecciones de 2015; la reforma energética, para abaratar los costes para las empresas; y una inversión pública más selectiva, apostando por “palancas de crecimiento”, como el Corredor del Mediterráneo.

Crecer, sin quitas

Foment entiende que España debe poder salir de la crisis a través del crecimiento. No se trata de una obviedad, sino de una apuesta concreta que presenta algunas dudas. Ramon Adell, y el director de los servicios de estudio de Foment, Salvador Guillermo, consideran que España, sumida en una crisis de deuda, tiene tres posibilidades: una quita de parte de esa deuda pública, una mayor inflación, o el crecimiento. La quita no es una posibilidad real, todavía.

En el caso de la inflación, lo ideal sería que fuera mayor –le resta valor a la deuda y se puede pagar con mejor comodidad-- pero depende del BCE y de Alemania. Queda, por tanto, el crecimiento, que sigue siendo muy pequeño, aunque, según el informe de Foment, “es ya sólido”.

Catalunya, crece un 0,4%

Prueba de ello son los datos que ha ofrecido este lunes la Generalitat, a través del Departament d'Economia y del Idescat. En el primer trimestre, la economía catalana ha crecido un 0,4% en el primer trimestre de 2014, y representa un crecimiento de la tasa interanual del 0,8%.

La mayor contribución a este crecimiento corresponde al sector de servicios, que registra un aumento del 1,4%. Los datos, según el Departamento de Economía “sugieren que la demanda interna mantiene esa trayectoria” de crecimiento.

Aunque, según Foment, el sector de la construcción podría recuperarse en los próximos meses, tras el desplome total de los últimos años, el Departamento de Economía afirma que “continua lastrado por el proceso de ajuste del sector residencial y por la caída de la inversión pública”. Y, aunque el descenso es menor, en el primer trimestre de 2014 ha caído un 6%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad