Fraude de las pensiones: cobraban por los familiares muertos. Un grupo de jubilados juega a la petanca en un parque. / Efe

Fraude de las pensiones: cobraban por los familiares muertos

stop

La policía investiga a 46 personas por ocultar la muerte de familiares para quedarse con sus pensiones y destapa un fraude de seis millones de euros

Economía Digital

Fraude de las pensiones: cobraban por los familiares muertos. Un grupo de jubilados juega a la petanca en un parque. / Efe

Madrid, 23 de noviembre de 2018 (14:04 CET)

Disfrazarse de persona mayor, falsificar documentos u ocultar el fallecimiento de un familiar durante años. Estas son algunas de las cosas que hacían los protagonistas de un fraude de casi seis millones de euros que ha destapado la policía nacional. Los agentes han detenido a nueve personas de un total de 46 que cobraban indebidamente pensiones de familiares o amigos fallecidos en diez comunidades autónomas.

Así, la policía ha detectado 53 delitos de falsedad documental, estafa y apropiación indebida. Los detenidos llegaban a falsificar documentos y partidas de defunción para que nadie notara que el pensionista estaba muerto y así seguir recibiendo la prestación cada mes.

"Para hacerse con el dinero ocultaban el fallecimiento del pensionista a la Administración llegando a falsificar el certificado de fe de vida y estado e incluso la propia firma del difunto, con el objeto de realizar reintegros en efectivo", explica en un comunicado la policía.

Los defraudadores también solían falsificar los documentos mercantiles o usurpaban la identidad del familiar fallecido para usar sus tarjetas de crédito e incluso hacer creer que el difunto vivía en el extranjero. Para no ser descubiertos en su entorno más cercano engañaban sobre la procedencia de los fondos que manejaban.

La policía detectó que eran familiares o amigos de los pensionistas fallecidos los que cobraban las prestaciones

La investigación comenzó tras recibir varias denuncias, en diferentes puntos del país, en las que se informaba de posibles fraudes a la Tesorería General de la Seguridad Social.

"Con las primeras pesquisas se averiguó que eran familiares o amigos de pensionistas fallecidos quienes seguían cobrando de forma ilícita las pensiones de estos", explican las autoridades.

La policía ha detectado casos en 17 provincias españolas: A Coruña, Albacete, Alicante, Barcelona, Burgos, Cádiz, Las Palmas, Madrid, Málaga, Murcia, Ourense, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Tarragona, Valladolid y Vizcaya.

Casi 20 años cobrando el dinero de un difunto

En Málaga la policía investigó el cobro de más de 129.200 euros por prestaciones indebidas de un pensionista que murió en 1999. Sin embargo, sus familiares estuvieron recibiendo la pensión hasta 2017​.

Estos aprovechaban el parecido de uno de ellos al pensionista fallecido para hacerse pasar con él. Para poder cobrar la pensión se caracterizaba del difunto vistiendo ropa de persona mayor y utilizando un andador.

La policía también destaca el caso de una pensionista de rigen ucraniano que falleció en 2010 pero que su compañero de piso continuó cobrando sus prestaciones durante seis años. Además, le había robado la tarjeta de crédito y compartía el número con varios amigos.

Alegan necesidades económicas

Generalmente, los presuntos defraudadores se defienden alegando el desconocimiento del abono de las prestaciones -pese a que hacían uso del dinero-, necesidades económicas.

En gran parte de los casos los agentes han realizado informes patrimoniales de los presuntos defraudadores para que se solicitar el embargo de aquellos bienes que se consideren pertinentes, o para que la Justicia pueda utilizarlos para cubrir las responsabilidades generadas.

Hemeroteca

Pensiones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad