Gadafi desencadena la mayor carrera alcista del crudo y del oro desde 2008

stop

El ministro de Industria anuncia planes de ahorro energético ante la imposibilidad de controlar la escalada de precios. El 13% del petróleo español proviene de Libia

22 de febrero de 2011 (17:03 CET)

Los mercados internacionales de referencia están reaccionando con dureza a los episodios de violencia desencadenados en Libia por el régimen del coronel Muamar Gadafi. El país es el primer gran suministrador de crudo afectado por la ola de rebeliones populares que desde principios de año se extiende en Oriente Medio. Esta particularidad ha disparado el precio del barril de petróleo y ha penalizado la cotización de la moneda única europea.

El precio del barril de petróleo Brent ha llegado a superar por primera vez desde el 4 de septiembre de 2008 la barrera de los 108 dólares, ante el recrudecimiento del conflicto en Libia y los temores a que esta situación se contagie a otros países de Oriente Medio.

Concretamente, el barril de la variedad de referencia europea, el 'Brent de Mar del Norte', se ha llegado a comprar este martes al inicio de la sesión por 108,57 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, casi tres dólares por encima del cierre del 21 de febrero (105,75 dólares). Mientras, en el Nymex de Nueva York, el barril de la variedad 'West Texas' –de referencia en EEUU- ha llegado a adquirirse por 94,49 dólares, frente a los 92,4 dólares con los que abrió la sesión del martes, marcando su nivel más elevado desde principios de octubre de 2008.

Sobre esta evolución al alza, el director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Nobuo Tanaka, ha advertido en un foro internacional de que podría ser el detonante de una crisis económica similar a la de 2008 si el barril de petróleo se mantiene por encima de los 100 dólares en lo que resta de año.

Aquel ejercicio, el primero tras el estallido de la crisis subprime en Estados Unidos a mediados de 2007, el barril de crudo superó la barrera psicológica de los 100 dólares por primera vez en la historia y llegó a cotizarse a 147 dólares en julio. El año siguiente bajó hasta el nivel de los 40 dólares

¿Cómo nos afecta al bolsillo?

El encarecimiento del petróleo en origen está afectando, de momento, mucho más a la evolución del precio del litro de gasóleo que al de gasolina. El gasóleo A, el carburante que utilizan más del 70% de los vehículos españoles, ha subido de precio el 4% en lo que va de año, situándose el litro a 1,236 euros, el precio más alto desde julio de 2008, según datos del Ministerio de Industria.

La gasolina de 95 octanos, que ha subido el 1,2% desde el 1 de enero, cuesta ahora 1,271 euros, con lo que, en estos momentos, llenar un depósito completo con 50 litros de gasóleo es solo 1,7 euros más barato que llenarlo de gasolina.
El 13% del suministro de crudo que consume España proviene de Libia y a nivel doméstico se utiliza principalmante para alimentar la calefacción de numerosas viviendas. Para el ministro de Industria, Miguel Sebastián, “los riesgos están en la evolución de los precios que varían según las cotizaciones internacionales”, más que en el propio suministro.

España cuenta con reservas suficientes para 90 días de consumo. El Ministro ha manifestado, por lo tanto, que la única forma de control es fomentar y reforzar los planes de ahorro energético.En este sentido, Sebastián ha anunciado en TVE que el Gobierno está preparando un plan de ahorro por la crisis en Libia que contemplará medidas de consumo racional de energía si el incremento de precios de estas últimas horas se consolida.

El euro cede

Por su parte, en el mercado de divisas, el euro cede posiciones frente al dólar, lo que hacía que el cambio entre las dos monedas quedara fijado en 1,355 unidades en las primeras horas de la sesión bursátil. Además, el oro está demostrando su fortaleza como valor refugio y el incremento de la demanda ha disparado su precio hasta los 1.400 dólares por onza. Como en el caso del crudo, el metal se vende a precios de otoño de 2008.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad