Gaspart exige a AENA, al puerto, Renfe y Adif que inviertan en la promoción turística de Barcelona

stop

El presidente de Turisme de BCN reclama “que colaboren, no que hagan de sponsors”, ya que el incremento de visitantes repercute en un mayor uso de sus servicios

Joan Gaspart, en el centro, con los representantes de Turisme de Barcelona

05 de abril de 2011 (19:39 CET)

Barcelona es la cuarta ciudad europea en acoger a turistas internacionales. A lo largo de 2010 un total de 4.464.683 personas pasaron por la Ciudad Condal, que se queda a pocos visitantes de Roma (4.795.229 turistas) y más lejos de París (7.905.339) y Londres (14.100.000). A pesar de que la capital del Reino Unido hace trampas y cuenta como turistas a los visitantes que se alojan en casas particulares o apartamentos. Una posición en el mapa europeo que los profesionales del sector aseguran que es muy positiva sin eludir el principal obstáculo que tienen que afrontar: el presupuesto. Para ello, el presidente de Turisme de Barcelona, Joan Gaspart, ha exigido “a AENA, el puerto, Renfe y Adif que colaboren con la promoción turística de su ciudad”.

Y es que disponer de más recursos para publicitar la Ciudad Condal “repercute directamente en el número de personas que usan estos servicios”. Así, reclama que comprometan inversiones y no se limiten “a hacer de sponsors”. “Se tienen que mentalizar que ayudándonos también se ayudan a ellos, porque cuantos más turistas vengan más beneficios tendrán” al aumentar el uso de sus servicios. Asimismo, ha insistido en que “no tiene nada que ver” construir y mantener una infraestructura con promocionar la ciudad.

Gaspart ha recordado que los 36 millones que tiene de presupuesto Turisme de Barcelona quedan lejos de las partidas que reciben otras ciudades. Con un problema añadido: la desaparición de la obligatoriedad de las cuotas camerales en 2012. Actualmente el 5% del presupuesto de la institución viene de la Cambra de Comerç de Barcelona, otro 5% del Ayuntamiento y el 90% restante de recursos propios. “El Gobierno de Madrid se precipitó en cortar las cuotas de las cámaras y el turismo catalán saldrá perjudicado”.

Mobile World Congress

Junio está marcado en rojo en el calendario de Turisme de Barcelona. Entonces GSMA decidirá qué ciudad se convierte en el centro mundial del móvil en 2013: París, Múnic, Milán o la capital catalana. Gaspart ha avisado que los recortes en el sector pueden perjudicar esta decisión, con todas las consecuencias que esto significará para la economía catalana.

“Necesitamos más presupuesto pero no para obtener beneficios, sino para invertirlos en evitar que se vaya una feria o congreso”. En este caso, significa superar la gran debilidad que asegura que tiene la candidatura catalana: “La falta de vuelos intercontinentales en el aeropuerto de El Prat”. Así ha defendido la inversión de Turisme de Barcelona en Spanair, que controla el 13% de la compañía.

“Los recursos actuales no son suficientes para competir con las otras ciudades que tenemos delante”, ha sentenciado Gaspart.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad