Gobierno y sindicatos seguirán negociando la reforma de las pensiones pese a no alcanzar ningún acuerdo

stop

El elemento principal de la discrepancia es la edad de jubilación, que el Ejecutivo quiere ampliar hasta los 67 años

08 de enero de 2011 (12:27 CET)

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y los representantes de CCOO y UGT han decidido hoy sábado continuar negociando en los próximos días la reforma de las pensiones, tras no haber alcanzado ningún acuerdo durante las casi 10 horas en las que han estado reunidos.

El ministerio de Trabajo y los representantes de los sindicatos, encabezados por los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, iniciaron el debate el viernes pasado en una primera ronda sin resultados positivos. En el segundo asalto se constata que la dificultad que impide el acuerdo es la edad de jubilación, que el Gobierno quiere ampliar de los 65 a los 67 años.

En la segunda jornada de la reunión entre los sindicatos mayoritarios: CCOO y UGT y el Gobierno el objetivo era y es intentar un acuerdo que permita pactar la reforma de las pensiones y al mismo tiempo evitar una nueva huelga general.

Una delegación encabezada por el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ya se reunió el viernes pasado con representantes de los sindicatos, encabezados por los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez.

En la reunión de viernes, que comenzó sobre las seis de la tarde y finalizó minutos después de las nueve de la noche, se acordó proseguir con las negociaciones este sábado en una nueva cita, según i fuentes del Ministerio de Trabajo y de los sindicatos.

La voluntad de entendimiento, a pesar de que las propuestas de ambas partes están "muy distanciadas", han llevado a Gobierno y a sindicatos a convocar esta nueva cita. El diálogo social no anda en su mejor momento desde que el Gobierno decidió seguir adelante con una reforma laboral que los sindicatos rechazaban de manera tajante y que provocó una huelga general el pasado 29 de septiembre. Sin embargo, con la reforma de pensiones a la vista, ambas partes han retomado los contactos.

El Ejecutivo ha puesto como fecha tope el 28 de enero para aprobar la reforma de pensiones, que, en todo caso, irá como anteproyecto de ley al Consejo de Ministros y no como 'decretazo', según indicó el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad