González augura que la compra del Garanti no lesionará el resultado del BBVA

stop

La bolsa castiga el alto precio pagado por el banco turco y su efecto en la solvencia de la entidad

Sense títol

02 de noviembre de 2010 (16:19 CET)

El presidente de BBVA, Francisco González, ha asegurado que la compra del 24,9% del Turkiye Garanti Bankasi no modifica el objetivo de dividendo del banco, que será de 0,42 euros por acción, y crea valor para el accionista desde el primer día.

Durante la presentación de la operación ante analistas, González aseguró que 'el suelo' del dividendo es 0,42 euros por título, y que con esta operación no sólo se genera rentabilidad para los accionistas, sino que el cumplimiento de Basilea II y III está "asegurado". Con estas palabras el presidente del BBVA, quería frenar la reacción de las bolsas a la compra del banco turco.

El mercado ha recibido de forma muy negativa la compra del banco turco Garanti por parte de BBVA y la consecuente ampliación de capital. Las críticas se centran en el elevado precio pagado, en el poco sentido estratégico de la adquisición y en las enormes dudas que se abren a partir de ahora. Aunque el castigo en bolsa se ha moderado un poco esta mañana (BBVA ha reducido su caída desde el 3,5% al 2%), los analistas auguran que el valor va a seguir bajo presión durante bastante tiempo.

La estimación oficial en el BBVA es que el impacto de la operación en el beneficio por acción de la operación alcance el 0,8% en 2011 y 2012 y se eleve hasta el 1,4% en 2013. Asimismo, la rentabilidad de la inversión se situará en el 12,2% en 2011, en el 13,9% en 2012 y en el 16,3% en 2013. La rentabilidad de la inversión sobre el capital invertido se situaría en el 1,59% en 2011, en el 18,4% en 2012 y en el 21,6% en 2013.

Asimismo, el consejero delegado, Angel Cano, explicó que la adquisición se realiza a un importe inferior (4.200 millones de euros) al de la ampliación de capital (5.000 millones), por lo que se logra un excedente de 800 millones de euros que el banco destinará a financiar el crecimiento del grupo.

Asimismo, recordó que la ampliación genera 165 puntos básicos de capital y que la adquisición consume 96 puntos, por lo que el ratio de capital proforma pasará automáticamente desde el 8,2% al 8,8%.

El presidente de BBVA también resaltó que la entidad tendrá los mismos derechos que el principal a
ccionista del banco turco, el grupo Dogus, pero que cuenta con la opción de toma de control a partir del quinto año, por lo que BBVA decidirá el 'timing' como más le convenga.

"Hasta dónde queremos llegar, lo dirá el tiempo. BBVA tiene flexilibidad para alcanzar una mayor participación de acuerdo a los tiempos que la entidad se vaya marcando, aunque la voluntad es ampliar la presencia", aseguró González.

En este sentido, explicó que el acuerdo tiene dos fases, ya que, por un lado, el banco tiene la posibilidad ampliar su participación en un 1% (hasta el 26%) cinco años después, lo que le daría el control del banco, pero, por otro, tiene la puerta abierta para adquirir un porcentaje por encima del 50% y lanzar una OPA.

González insistió en que actualmente el banco está cómodo con la participación, pero que "lo normal" es que se eleve, si bien, recalcó que de momento se centrará en desarrollar con cuidado esta operación y que no tiene previsto acometer nuevas compras similares y que su atención se encuentra en crecer en Estados Unidos y Asia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad